martes, 4 de septiembre de 2018

EL AVANCE EVANGELISTA

Descargar en pdf
El debate en los parlamentos por la despenalización del aborto, pero más aún el debate en la calle y en los hogares visibilizó el avance sigiloso de los cultos evangélicos. El énfasis en la responsabilidad de la Iglesia católica argentina de la victoria de los senadores pro–aborto clandestino desestima la participación de los evangelistas en todo esto.

El sábado previo a la votación en el Senado hubo una masiva manifestación en Buenos Aires, más precisamente en el Obelisco, y allí su presencia no fue como apéndice de los católicos, fueron protagonistas en la calle, con su comunicado oficial y sus oradores. Luego, el día de la sesión, tuvieron a su cargo el escenario principal de los pañuelos celestes y los muñecos de bebés atados en palos, en torno a la hipócrita consigna de «salvemos las dos vidas».

Dicho comunicado rezaba: «Senadores y senadoras de la nación, en sus manos está la decisión más importante de su mandato. No importa cuál sea su ideología política, en esto se trata de cruzar la línea entre la vida y la muerte. Para el pueblo evangélico aquí representado esta línea es no negociable y sabremos tener en cuenta vuestra decisión en el momento en que nos toque votar.»(1) Y sobre los colores patrios una bandera advertía: «Ustedes voten a conciencia que nosotros votaremos a memoria».

Los evangélicos no tienen mucho que negociar, ya están “separados” del Estado, no dependen del presupuesto estatal porque se autofinancian.

«Tomamos mucha conciencia de lo que significa nuestra participación en la sociedad, mucho más que antes», dijo Walter Ghione, pastor del Movimiento Pentecostal.(2) Y agregó: «Hubo un cambio cultural en nuestras iglesias», destacando el «protagonismo social que tenemos en los sectores más vulnerables, con mayor presencia que la iglesia católica pero que siempre hemos sido despreciados por el Estado, nunca nos han dado participación». «Hoy tenemos que ganarnos esos lugares de decisión y la única manera es haciendo política», advirtió el pastor.(3)

Ha trascendido que ya han tenido contacto con Amalia Granata, que podría encabezar la lista a diputados provinciales en Santa Fe. Granata, además de ser un personaje televisivo desde hace años, ahora se destaca por sus discursos contra el movimiento de mujeres y por su defensa acérrima del aborto clandestino, pero cabe recordar que en su debut electoral, en las elecciones pasadas, como candidata a diputada nacional sacó 60.000 votos.

«Si al conocimiento que tiene Amalia le sumamos el aparato evangélico para la militancia y fiscalización podemos ser una gran sorpresa». Ghione reconoció, incluso, que hay consenso para que los domingos de elecciones se suspendan las reuniones de fe en los templos para que los fieles puedan fiscalizar.

El compromiso que tienen sus seguidores es la envida de cualquier cura católico y de cualquier partido político. Son una clara expresión del trabajo de base y territorial. Por estas tierras, los evangelistas son las primeras generaciones que han elegido esta fe, y no se trata de una transmisión de tradición obligatoria como sucede entre los católicos, quienes en su mayoría se reconocen a sí mismos de esa manera pero en verdad son muy pocos los consecuentes.

El cristianismo evangélico representa a más del 13% de la población argentina. Solo en Rosario, los domingos reunen a 170.000 fieles en 700 congregaciones dispersas en toda la ciudad, a algunas concurren entre 10 y 20 personas y en las más importantes más de 10.000.

Y no van a ser los protagonistas de la cuestión social, ya lo son. Tienen una llegada impresionante, permanente y personalizada en los barrios de todo el país, en las cárceles, donde acumulan fieles y dinero, incluso entre los “pueblos originarios” y en las pantallas de los televisores de todos los sistemas de cable.

Son quienes en toda América Latina y Estados Unidos intentan frenar la rabia de los pobres en cada estallido social. Son quienes bendicen las guerras imperialistas o, mejor dicho, las últimas invasiones imperialistas.

Hagamos un poco de memoria. En noviembre del año 2003 Franklin Graham visitó la ciudad de Rosario, llenando dos días consecutivos el estadio de Rosario Central con su Festival de la esperanza. En su recorrida por los medios de comunicación locales hacía una defensa encarnizada del ataque a la población en Irak y una defensa devota del entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush, de quien era su asesor espiritual. Predicaba también un odio contra los islámicos y señalaba su religión como «perversa».
Caben recordar los delirios mesiánicos de aquel genocida: «América triunfará ante la adversidad porque es la voluntad de Dios», expresó durante la última campaña presidencial. «Estados Unidos ha sido bendecido gracias a nuestra fe en Jesús. El mundo entero tiene puestos los ojos en nuestro país y espera que nosotros los guiemos por el camino de la moral».

Ya el padre de Franklin, el célebre Billy Graham, estuvo por Rosario en 1962 y 1992. Y fue consejero espiritual de Richard Nixon, presidente de Estados Unidos entre el 69 y el 73, época en que acontecían, no por casualidad, las matanzas militares y paramilitares en América Latina, y los bombardeos con napalm en Vietnam. En una carrera de 60 años, se estima que predicó personalmente a 215 millones de personas en sus más de 400 cruzadas, transmisiones simultáneas y reuniones, en más de 185 países. Sin descuidar que llegó a otros millones más a través de la televisión, el cine, internet y 34 libros.
Su caso es uno entre otros. Solo por esta región se encuentran otras multinacionales como la Iglesia Universal del Reino de Dios (los «Pare de sufrir»), Asambleas de Dios y la Iglesia Evangélica Misionera (los locales de Canal Luz).

«Desde el inicio de la nueva crisis mundial capitalista y del viraje neoliberal asociado a ella, las comunidades religiosas comenzaron a economificarse con una determinación endiablada. –Señala Robert Kurz(4)–. Las grandes iglesias se consideran cada vez más como prestadoras de servicios en las cuestiones de dar sentido a la vida, vender consuelo y consejos edificantes como MacDonald’s vende hamburguesas o Beate Ushe lencería provocativa. Y las tenebrosas sectas evangélicas, que a partir de los EE.UU. llevan sus misiones al tercer mundo, se organizan como conglomerados transnacionales, en lo que por cierto se asemejan a la organización terrorista Al Qaeda. Por todos lados las congregaciones son objeto de racionalización, como la Volkswagen, y se exploran los mercados de la fe, tal como los mercados de tabletas de chocolate o de minas anti–personales. El marketing es todo en un mundo que ha conseguido transformar incluso a dios en una mercancía y resucitarle del sepulcro como cadáver ambulante.
De este modo, después de que la religión se haya amablemente economificado y se haya lanzado a los brazos del espíritu de la época, ahora los economistas se apuran en convertir, con igual delicadeza, su materia en religión. Se acuerdan con gratitud del estudio de Max Weber publicado en 1905 sobre la conexión interna entre capitalismo y protestantismo.»

La referencia a Weber es de su ensayo La ética protestante y el espíritu del capitalismo, donde desarrolla con profundidad los orígenes y el desarrollo histórico de la ligazón entre ambos. La ética protestante favoreció la búsqueda racional del beneficio económico sin condenar la obtención de riqueza sino su disfrute, considerando el trabajo no como medio sino como un fin en sí mismo y una manera de alabar a dios, promoviendo el ascetismo, la especialización y la perpetuación individual en profesiones.

Así que no se trata de dinosaurios sino de burgueses. Y tampoco estamos en la Edad Media, vivimos en un capitalismo democrático. Comprendamos dónde estamos, porque de lo contrario uno u otro encantador charlatán va a adornar con sermones, discursos o consignas este podrido presente.

En el fondo, poco importa si son católicos o evangelistas, si son religiosos o laicos, si en última instancia nos mandan a trabajar o nos echan según sus beneficios, nos llaman a votar para suponer que participamos en sus decisiones, y nos someten a que nos comportemos de acuerdo a sus mandatos, para que a fin de cuentas rechacemos una vida mejor en el más acá para esperarla en el más allá.

Notas:
1. Documento Salvemos las dos vidas.
2. Los evangelistas tomaron nota de su poder y preparan un frente electoral, Fabricio Navone 11/08/2018
3. En Rosario, no podemos olvidar que el primer pastor evangelista que logró conseguir una banca en el concejo deliberante lo hizo de la mano del partido de izquierda Ciudad Futura. Todo un logro del progresismo al estilo Podemos y Syriza, con pinceladas locales de kirchnerismo y autonomismo.
4. La resurrección economística de la religión. Neues Deutschland, Berlín, 2004.

CUIDAR Y PROTEGER

«Una de las peores cosas que se le puede hacer a un ser humano es tratarlo como si existiera solo para ser protegido» (Gilles Dauvé, Por un mundo sin orden moral)

El cuidado surge del impulso vital.
De la profunda necesidad del acompañamiento. De aquello irrefrenable de sentir a los otros en nosotros.
El cuidado es el abrazo, la confianza, la semilla. El Estado no puede cuidar. Las máquinas no cuidan.

Proteger implica dar cobertura por algo que el protegido no puede hacer por sí mismo.
La protección sucede a la desposesión y la profundiza.
No se protege al débil, se protege al debilitado.
No se protege al vulnerable, se protege al vulnerado.

La protección es racionalidad.
La protección implica sumisión y entrega.
Es el médico que se adueña de los cuerpos a los que trata y de los que requiere entrega total. Es el asistencialismo que sobreviene al despojo, es el derecho encubriendo la injusticia. Es la falsa seguridad para los saqueados de libertad, es la caridad sobre el desposeído.
Es la acción que sigue a la victimización de mujeres y niños.
Es la acción que sigue a la victimización de la naturaleza.
Es la objetivación misma de lo humano.
Es el encierro como libertad.
Es la prohibición disfrazada de cuidado. 

La protección es una de las formas del control. La cárcel se justifica como seguridad social, como protección y recuperación para el detenido. La escuela es proclamada como el lugar donde a los pibes se los protege de la calle. El trabajo protege de la mala vida.
Las “buenas” políticas públicas nos protegen de las crisis.

El Estado se protege esclavizando, pero también se protege protegiendo.
El Estado dice que nos protege cuando mata. Dice que mata para protegernos.
No hay contradicción alguna porque de eso se trata la protección.
De la tutela, la vigilancia, la cooptación, la violación.
Cuando el Estado protege, lo hace para protergerse a sí mismo.

El Estado no cuida, no puede hacerlo.
Las máquinas no cuidan.
Las máquinas no saben qué es el cuidado, ni podrán saberlo.
Ese es un elemento fundamental. La protección tiene un límite. Somos ese límite.
El Estado no puede cuidarnos. Nosotros sí.

CARTA DE DIEGO PARODI

Siempre quise cambiar el mundo, a pesar de que las personas me decían «es imposible». Sin importarme me lancé al vacío. Conocí muchos mundos diferentes, me encontré con el instinto, me guiaba, era una idea a la cual identificaron anarquía, que significa sin gobierno, sin ley, que significa libertad, solidaridad, apoyo mutuo, respeto, que es una fuerza rebelde que se subleva ante una clase de poder opresor. Esta idea es un mundo más libre, lo contrario al mundo que me negaba a aceptar. En el camino conocí otros soñadores de un mundo mejor que dejaron de creer en lo imposible para creer en las posibilidades. Qué hubiera sido de un mundo soñado sin aquellos que se arriesgaron a vivir libres, sin aquellos atrevidxs que no hicieron caso a lxs conformistas, a lxs derrotistas, a las autoridades, a las religiones, a la caja boba, a las reglas y el orden, a los límites, a los mandatos, a las verdades impuestas, a lxs psiquiatras, a las estadísticas.

Son las 22 hs de un día lunes, estoy encerrado en la celda de la cárcel por ser un atrevido en creer en un mundo mejor. ¿Cuántas siguen resistiendo al peso de los muros? ¿cuántos siguen resistiendo en la calle la represión cotidiana? ¿cuántos fueron asesinadxs, cuántos libros quemaron por creer que la tierra no es el centro del universo? Esos libros y seres voy a amar y cuidar, y por ellxs luchar, sé que ellxs lucharán por mí, ellxs son la posibilidad, ellxs portan el mundo que soñaron, nosotrxs portamos el mundo y si no nos cuidamos entre nosotrxs ¿quién nos va a cuidar?(...)

* Extracto. Julio/Agosto 2018. Desde la cárcel de Marcos Paz (Buenos Aires). Secuestrado por el Estado argentino el 14 de diciembre de 2017 en las calles de Capital Federal.

VAN A REPRIMIR PERO NO PUEDEN PARARNOS

Una vez más la guerra es la paz. Las fuerzas armadas se concentran en la Patagonia bajo el nombre de Comando Unificado, e incluso sin nombre, cualquier pretexto es útil para la militarización.

Y ahí estaban en Neuquén, en los techos y en el suelo de la dependencia de Gendarmería. Dispararon balas de goma con la brutalidad que solo ellos saben desplegar. El objetivo: una manifestación en memoria de Santiago Maldonado. Cuando la gente llegó al edificio de Gendarmería gritaron y recordaron otras represiones y otras víctimas. Una vez más, pasado y presente se perpetuaron bajo el signo del terror y la lucha social.

En La Plata reprimieron a trabajadores del Astillero Río Santiago y no mataron porque los explotados supieron resistir con fuerza. Cinco personas detenidas, heridos, cabezas rotas, un embestido por una patrulla, pero los atropellados somos todos.

En Punilla, Córdoba, avanzó la policía defendiendo el proyecto de la autovía de montaña. Esta autovía de casi 2.000 metros es parte de la increíble cantidad de devastaciones que está generando el Plan IIRSA en el Cono Sur.

Luis Chocobar, el policía que asesinó a Juan Pablo Kukoc, de 18 años, se reincorporó a las Fuerzas.

La represión también se reforma y las Fuerzas Armadas se están reorganizando para «ejercer la custodia de objetivos estratégicos». Se inauguró en la Quiaca un aguantadero militar con una primera tanda de 500 soldados que ascenderá a 3000 para fin de año.

Premio a los que reprimen y castigo a los que luchan, eso y no otras cosas es lo que vamos a seguir viviendo hasta que paremos la represión.

En Neuquén se violentó una conmemoración, un ejercicio de memoria sobre un compañero caído en lucha. En Córdoba a quienes intentan detener la devastación de la tierra.

El Estado se está endureciendo para reprimir y estigmatizar cualquier movimiento de protesta. Tanto a los que se proponen “democratizarlo” para salvarlo, como a los sectores combativos. A Santiago Maldonado y Rafael Nahuel intentan presentarlos como un aviso de lo que puede pasar a quienes navegamos contra la corriente por el mar muerto del Capital.

Quieren meter miedo, porque buscan su estabilidad en esta crisis imparable. Y con los debates de reformas y la propaganda mediática permanente, buscan forjar la unidad del partido del orden.

ESTADO ASESINO

Hace casi seis años, el 23 de diciembre de 2012, el Estado asesinaba a Florencia “la China” Cuellar de 23 años, la última de nueve asesinadas en el mismo penal. Presa en la Unidad IV del Complejo Penitenciario de Ezeiza. Por crear lazos de solidaridad fuertes con sus compañeras, por proponer una biblioteca para el pabellón, por señalar los atropellos que se sufren cotidianamente en la cárcel. Por eso la mataron a golpes, e hicieron trascender el caso como un suicidio cuando el cuerpo estaba lleno de moretones. Al día de hoy, sigue sin haber ninguna respuesta por parte del Servicio Penitenciario Federal y el Poder Judicial a los pedidos de esclarecimiento.

Su padre, Alfredo Cuellar, fue secuestrado tres veces, y en una de ellas dado por muerto. Pero sigue luchando. El viernes 17 de agosto visitó Rosario para la jornada Democracia, represión y cárcel*, en la cual nos contaba que «el miércoles mataron a un amigo de mi hija, “el Bocha”». A Cristofer Rego, “el Bocha”, lo mató la Prefectura por la espalda porque no se detuvo con su automóvil en un control vehicular. Ocho prefectos limpiaron la escena para que parezca un robo. Pero un testigo, amigo de la familia, los denunció. Hoy se encuentra amenazado de muerte.

Ese mismo viernes, además de Alfredo, estuvieron presentes en la jornada Silvia Rosito y Cristina Gramajo (madres de dos de los 7 de Pergamino), Mónica Alegre (madre de Luciano Arruga) y Karina “la Galle” Germano (ex–presa política).

Seguramente algunos insensibles oportunistas intentarán hacer del Bocha una bandera solo porque se oponen a Macri y a Bullrich, pero como no se oponen a los gobiernos anteriores no mencionarán a los Luciano Arruga, ni a las China Cuellar. Podríamos nombrar asesinados entre una alternancia de gobierno y otro hasta el cansancio. Quienes impulsan muchas veces ese reparto de cifras son nada más ni nada menos que quienes tienen las manos limpias porque aún no pudieron ser gobierno. Pero es una verdad incuestionable que el terrorismo de Estado cada 4 años cambia de gerencia.

La madre de uno de los pibes calcinados en la comisaría 1ra de Pergamino lo dijo bien claro: «El Estado está para protegerse, no para protegernos».

* El registro de esta jornada se puede ver completo en Youtube. Charla: Democracia, represión y cárcel (17/08/2018).

ACTUALIDAD DE LA LUCHA MAPUCHE

El sábado 25 de agosto a las 17 hs más de 20 efectivos de la Policía Federal irrumpieron en el domicilio donde el Lonko Facundo Jones Huala cumplía prisión domiciliaria desde el 27 de julio de este año. Lo arrancaron a golpes de la casa de su abuela y se lo llevaron detenido sin mediar palabras, ni notificar por horas su paradero. Más tarde, se conoció que había sido trasladado al pabellón 6 de la unidad número 14 de Esquel donde lo retendrán hasta concretar su extradición a Chile.

El motivo de este nuevo atropello al compañero Facundo es que el día 23 de agosto la justicia argentina ratificó su extradición a Chile, proceso por el cual ya había sido juzgado en el año 2016 y declarado nulo. Asimismo, la resolución del tribunal se fundamentó en la existencia de «peligro de fuga», por lo cual debía ser revocada su prisión domiciliaria. Una muestra más de que las leyes son solo palabras escritas al servicio del poder, cuando se trata de castigar y amedrentar a los compañeros en lucha.

Por otro lado, el verdugo Gustavo Villanueva continúa persiguiendo a Fausto Jones Huala y Lautaro González, los declaró en rebeldía y los está intentando encarcelar, encubriendo a los prefectos que el 25 de noviembre dispararon sin asco en la lof Lafken Winkul Mapu.
El cabo Francisco Javier Pintos y los mercenarios del grupo Albatros siguen en funciones. Rafita muerto y los mapuche reprimidos.

Al cierre de esta edición (04/09) se realizó en Esquel la segunda audiencia preliminar donde el grupo Benetton acusa de usurpación y abigeato a compañeras y compañeros de Cushamen. Por la mañana al no trasladar desde la U14 a Facundo Jones Huala, se decidió un cuarto intermedio. En ese momento, con la excusa de ser notificado, Matias Santana fue detenido a golpes. Largándolo hacia la tarde. Finalmente Facundo fue trasladado para dar comienzo a la audiencia.

Matías afirmó: «Esto no es mas que la persecución, el hostigamiento que vive nuestro pueblo cotidianamente. Así es como nos responde el Estado, asi es como nos responde el poder judicial, político, inclusive policial. Sacándome de una audiencia a los manotones, esposado. Pero bueno esta es la lucha que tenemos que dar cotidianamente los mapuche y vamos a seguir firme en esto».

NO HAY ACCIDENTES, HAY DESIDIA

El pasado 3 de agosto en Moreno, provincia de Buenos Aires, por una fuga de gas seguida de explosión en una escuela pública murieron dos trabajadores: Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, vicedirectora y portero del establecimiento respectivamente. El mismo día en Rosario, Héctor Solís de 35 años y obrero de la construcción caía por la mañana desde el cuarto piso de un edificio que se está construyendo en Balcarce al 1400, muriendo por la tarde en el hospital.

No hay accidentes laborales. Hay desidia y desprecio de los patrones, sea este un particular o el mismísimo Estado. Murieron tratando de ganarse la vida. Estos “accidentes” son responsabilidad absoluta de quienes mantienen y se benefician de este orden capitalista: patrones, empresarios, sindicalistas y gobernantes. Ellos son quienes calculan las pérdidas en dinero, se rompa una maquinaria, se pierda una licitación, pierdan un juicio o se muera un trabajador.

Habrá capataces más cuidadosos que otros, gobernantes más o menos demagogos, sindicalistas más o menos paternalistas, pero todos están al servicio de la ganancia particular y del Capital en general.

Las tres muertes acá nombradas eran evitables. Sin embargo, así funciona esta sociedad. ¿Quién iba a evitarlas? ¿Quienes no se juegan el pellejo en eso? ¡Jamás!

Una lista del sindicato puede acusar a otra, pero ambas están de acuerdo en lo esencial: conservar las ganancias del patrón, someternos a laburar y sacar su tajada. No nos olvidamos cuando hace algunos años en un “accidente” ocurrido en pleno centro de la ciudad, y en pleno boom inmobiliario rosarino, un montón de trabajadores de otros rubros nos acercamos a ver qué había pasado y la patota de la UOCRA cayó a dispersarnos y a gritar que «acá no pasó nada». Y mucho menos olvidamos los ajustes de cuenta con los trabajadores de la construcción que realmente quieren luchar por su fuerza de trabajo, de los asesinatos y aprietes de norte a sur.

Los futuros candidatos y su séquito de votantes pueden responsabilizar a Vidal y a Macri por lo ocurrido en Moreno, y no están equivocados, sin embargo, una cosa es responsabilizarlos y otra es ocultar la responsabilidad de clase tras dos o tres nombres y apellidos. No sirve atacar individuos sin atacar su rol social. Es cierto que la injusticia no es anónima, tiene nombre y dirección, pero cambiarle el rostro y mudarla no acaba con la injusticia.

El malestar y la necesidad que padecemos quienes trabajamos, las situaciones de precariedad y peligro a las que nos vemos sometidos nos fuerzan a tomar conciencia de la sociedad en la que estamos y a la cual contribuimos día a día a mantener. De nosotros depende ampararnos en personajes que nos llevan a diversos callejones sin salida o comenzar a pensar y explorar otras posibilidades. No confundamos la defensa de la fuerza de trabajo con la defensa de la fuente de trabajo. No defendamos la ganancia de los explotadores. No confiemos en quienes viven de nuestro esfuerzo.


* Por razones de espacio este artículo no esta disponible en la versión en papel, y por tanto tampoco en el pdf para descargar

jueves, 9 de agosto de 2018

ILLUSIONE DI MOVIMENTO. INTORNO AI FILM «SOLEDAD» E «EL CAMINO DE SANTIAGO»


Ad un paio di chilometri dal territorio ribelle di Cushamen dove hanno ammazzato Santiago c’è il museo Leleque, appartenente alla fattoria Benetton e dedicato alle ‘culture aborigeni’. Con quella messa in scena il gruppo imprenditore italiano e lo Stato argentino intendono ridurre le comunità in fantasmi senza voce né memoria. Oggetti inanimati inondano le loro vetrine, foto in bianco e nero. Testi che non dicono nulla. Un’atmosfera senza vita che fondamenta la ragione statale. Fuori dal museo e la fattoria, il macchinario capitalista si manifesta in modo meno sottile ma complementario: sparatorie, incendi delle rukas, tentative di sgomberi, torture e la scomparsa ed assassinio di compagni delle comunità.

Dire che la storia la scrivono i vincitori è un luogo comune ma non per questo meno vero.

Questo primo agosto, nel teatro di Buenos Aires ND Ateneo, ci sarà l’anteprima del documentario El camino de Santiago (Il cammino di Santiago) diretto da Tristán Bauer con sceneggiatura di Florencia Kirchner.

Il 20 settembre debutterà il film Soledad intorno a Soledad Rosas e il suo compagno Baleno, diretta da Agustina Macri, figlia dell’attuale presidente.

Come se fosse un macabro scherzo, due figlie dei cognomi più potenti della borghesia e della politica attuale hanno scelto la vita di questi compagni anarchici per i loro prodotti.

In entrambi casi hanno trovato elementi che, ridotti a circostanze cinematografiche, risultano seducenti: la ribellione giovanile, il viaggio iniziatico, la lotta per una causa, la fine tragica. In aggiunta, nel caso di Soledad Rosas, il romanticismo appassionato.

Il cammino della bugia
La scelta del titolo del documentario, così ovvio per questi amici del Papa, non deve essere giudicata sbagliata o poco profonda. Il cammino di Santiago esiste. È un’enorme rotta di pellegrinaggio cattolico, tra la Francia, la Spagna ed il Portogallo che porta alla città di Santiago de Compostela in Galizia, dove i fedeli onorano il martire Santiago il Maggiore, uno dei dodici apostoli. Titolo eloquente, riflette fedelmente la cosmovisione progressista: la riduzione di una persona a personaggio di finzione e poi a martire e santo, cioè non umano. Per rendergli omaggio ai suoi fedeli solo tocca pregare e rimpiangerlo; ammirano solo l’irreale, quello che è impossibile da capire e accompagnare. Tutto ben cristiano.

L’anno scorso hanno già voluto impadronirsi della figura del nostro compagno: con le loro manifestazioni come processioni, hanno tentato di trasformare il Brujo in martire della democrazia, mettendolo nell’imbroglio politico che così tanto ha disprezzato con la sua lotta, con le sue canzoni, con i suoi scritti. Senza pudore hanno sottovalutato la lotta mapuche radicale –“poveretti gli indiani”– quelli a chi Santiago sarebbe andato ad aiutare, come chi fa carità cristiana. Nelle loro manifestazioni non parlavano della prigione di Jones Huala, né della situazione di Cushamen, né della proposta del MAP (Movimento Mapuche Autonomo del Puelmapu). Riguardo la RAM (Resistenza Ancestrale Mapuche) solo potevano concepire che fosse una creazione dei servizi d’informazione. Cristina Fernández, madre di Florencia, si è presentata con totale sfacciatezza in una messa portando la foto di Santiago al tempo che invitava i suoi seguaci a tradire e punire compagne e compagni, accusati di infiltrati, terroristi, o impiegati di Macri. Eretici, iconoclasti che non volevano processioni ma che bloccavano autostrade e strade, e lapidavano poliziotti e chiese.

Un buon prodotto per il mercato, El Camino de Santiago è stata promossa da una strategia di marketing contemporanea. Nelle strade di Buenos Aires sono apparse locandine anonime, dall’estetica militante, illustrate con gli occhi del nostro compagno. E recitavano: “Dove finisce il cammino di Santiago?” Altrettanto sulle reti sociali. Diversi spot con immagini della Patagonia con la stessa domanda. Tante persone hanno cominciato a diffonderlo senza sapere nemmeno di cosa si tratasse e chi ci fosse dietro.

Il regista della pellicola è Tristán Bauer, uno dei migliori cantastorie del governo precedente. Ex direttore di Canal Encuentro, ha anche diretto, tra altri: Evita, la tumba sin paz (1997), il noto Iluminados por el Fuego (2005) sulla guerra di Malvinas e Che, Un Hombre Nuevo (2010) che ha avuto la sua prima strapiena nel Monumento alla Bandiera di Rosario. Uno dei produttori è il Topo Devoto, che ha già lavorato in Néstor Kirchner, la película (2012), diretta da Paula Luque.

Oggi questi esseri orribili hanno prodotto un’immagine scemata del compagno Brujo, mettendolo accanto a tutte queste figurine, icone del progressismo.

Per di più, Clarín e altri mezzi reazionari sono saltati su ad attaccare il documentario, per continuare ad inzigare che la scomparsa e assassinio di Santiago sono stati solo un una storia da operetta dei ‘K’ (i kirchneristi) contro il governo di Macri, che in realtà Santiago è semplicemente affogato e che poi è stato ingannato dai mapuche terroristi. Il discorso della ‘grieta’ (la ‘crepa’) che conviene tanto agli affari elettorali di entrambi i gruppi.


Ideale. Amore. Ingiustizia 
Nel 1998, in mezzo ad un montaggio giuridico-poliziale dove sono accusati di appartenere ad un gruppo ecoterrorista chiamato ‘Lupi Grigi’, Baleno per primo e Soledad Rosas dopo, compagni di lotta e di vita, si sono impiccati nel loro isolamento. “Crimine di stato” l’hanno chiamato i compagni, perché sono stati spinti a prendere quella decisione. Nel contesto di questo montaggio tanti altri sono stati incarcerati, squatters e locali monitorizzati in un tentativo di intimidazione. La lotta in difesa della terra, così come si presenta la storica campagna contro i treni ad alta velocità in Europa, trovava un rovesciamento storico.

Al successo dello Stato è seguito quell’altro del sensazionalismo e del commercio. Sia in Italia che in Argentina ha avuto un’importante ripercussione mediatica. Anarchici e squatters di quegli anni hanno avuto qualche pagina o minuto all’aria nei media di questa regione per parlare di Soledad. “La nuova forma di guerriglia”, intitolava il giornalista Chiche Gelblung nel suo programma Memoria mentre intervistava squatters a Rosario. A battere il ferro ancora caldo è stata anche l’associazione imprenditrice Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota che ha nominato Soledad in una delle loro canzoni: “La Sole se fue de lo linda que era” (“La Sole è partita da quanto era bella”). No, l’ha suicidata lo Stato.

Nel 2003 viene pubblicato il libro Amor y Anarquía, la vida urgente de Soledad Rosas di Martín Caparrós, una delle faccie in quegli anni del giornalismo serio e progressista assieme a Jorge Lanata. Il libro è stato un successo e le parole di amore e anarchia circolavano nella tv.

Ma il peggio stava per arrivare, con la realizzazione di Soledad da Agustina Macri e certamente la riedizione del libro. Caparrós, con insopportabile cinismo, difende la realizzazione del film perché nel suo ruolo di bravo uomo d’affari sa adattarsi a ciò che vende nei tempi che corrono, “donne protagoniste” secondo i pubblicitari e gli sceneggiatori.

La complessa e necessaria lotta anticapitalista incarnata da Soledad e Baleno la si vuole far diventare “un ideale, un amore, un’ingiustizia”, come recita il sottotitolo del film.


Atto finale
 
Non smettiamo di chiederci, anche se inutilmente, cosa passa per la testa di qualcuno come Agustina Macri o Florencia Kirchner. Ma non ha senso l’avventurarci ad abissi così scuri. Da nostra parte invitiamo a non assistere alle proiezioni di entrambi i film e a difondere la verità su questi compagni. Esercitiamo una memoria attiva e ribelle.

Ci rallegra sapere che in Italia, compagne e compagni hanno boicottato le riprese di Macri che ha dovuto spostare le sue locations a Milano, mentre che a Roma si sono dovute realizzare sotto la sorveglianza della polizia antisommossa.

Questi compagni non appartengono a nessun gruppuscolo, non vogliamo esercitare su di loro il diritto alla proprietà che ci impone il Capitale. Le loro lotte, le loro vite antagoniche, appartengono ormai a tutta la memoria anticapitalista di tutto il pianeta. I loro sguardi, le loro azioni e le loro parole ci nutrono oggi e lo faranno domani con le nuove generazioni di lottatrici e lottatori. Tanto meno c’entrano in qualche romanzetto borghese.

In quelle pellicole non ci saranno il Brujo, né Sole, né Baleno. Non c’è niente da vedere.

Soltanto una rappresentazione di una falsificazione precedente al prezzo di un biglietto. Soltanto un montaggio di immagini morte animate da un’illusione di movimento.

Testo elaborato tra compagni di Rosario e Buenos Aires (Argentina)

domingo, 29 de julio de 2018

ILUSIÓN DE MOVIMIENTO EN TORNO A LAS PELÍCULAS «SOLEDAD» Y «EL CAMINO DE SANTIAGO»

A un par de kilómetros del territorio rebelde de Cushamen donde mataron a Santiago está el museo Leleque, perteneciente a la estancia Bennetton y dedicado a las "culturas indígenas". Con esa escenificación el grupo empresarial italiano y el Estado argentino pretenden reducir a las comunidades en fantasmas sin voz ni memoria. Objetos inanimados inundan sus vitrinas, fotos en blanco y negro. Textos que no dicen nada. Una atmósfera sin vida que fundamenta la razón estatal. Fuera del museo y la estancia, la maquinaria capitalista se manifiesta de manera menos sutil pero complementaria: tiroteos, incendios de las rukas, intentos de desalojos, torturas y la desaparición y asesinato de compañeros de las comunidades.

Decir que la historia la escriben los que ganan es un lugar común pero no por ello menos cierto.

Este 1 de agosto se estrenará en el teatro porteño ND Ateneo el documental El Camino de Santiago dirigido por Tristán Bauer con guión de Florencia Kirchner.

Para el 20 de septiembre se estrena la película Soledad en torno a Soledad Rosas y su compañero Baleno, dirigida por Agustina Macri, hija del actual presidente.

Como un chiste macabro, dos hijas de los apellidos más poderosos de la burguesía y la política actual han elegido la vida de estos compañeros anarquistas para sus productos.

En ambos casos, han encontrado elementos que al reducirlos a circunstancias cinematográficas, resultan seductores: la rebeldía juvenil, el viaje iniciático, la lucha por una causa, el final trágico. Añadiendo, en el caso de Soledad Rosas, el romance apasionado.

El camino a la mentira
La elección del título del documental, tan obvio, no debe ser acusado de erróneo o poco profundo, para estos amigos del Papa. El camino de Santiago existe. Es una enorme ruta de peregrinación católica, entre Francia, España y Portugal que lleva a la ciudad de Santiago de Compostela en Galicia, donde los fieles honran al mártir Santiago el Mayor, uno de los doce apóstoles. Elocuente título, refleja fielmente la cosmovisión progresista: la reducción de una persona a personaje de ficción y luego a mártir y santo, es decir no humano. A sus seguidores para honrarlo solo les toca rezar y llorarlo, admiran solo lo irreal, aquello que es imposible entender y acompañar. Todo muy cristiano.

El año pasado ya se quisieron apropiar de la figura de nuestro compañero: con sus marchas como procesiones, el intento de convertir al Brujo en mártir de la democracia, metiéndolo en la rosca política que tanto despreció con su lucha, con sus canciones y en sus escritos. No tuvieron tapujos en subestimar la lucha mapuche radical – “pobrecitos indios”- a quien Santiago habría ido a ayudar, como quien hace caridad cristiana. En sus marchas no hablaban de la prisión de Jones Huala, ni de la situación de Cushamen, ni de la propuesta del MAP. De la RAM, solo podían concebir que eran una creación de los servicios de inteligencia. Cristina Fernández, madre de Florencia, apareció con toda su caradurez en una misa portando la foto de Santiago a la par que invitaba a sus seguidores a delatar y castigar a compañeras y compañeros, acusados de infiltrados, de terroristas o de empleados de Macri. Herejes, iconoclastas que no querían procesiones si no que cortaban rutas y calles, y apedreaban policías e iglesias.

Como buen producto para el mercado, El Camino de Santiago, se promocionó con una estrategia de marketing contemporánea. En las calles de Buenos Aires aparecieron afiches anónimos, con estética de agrupación militante, ilustrados con los ojos del compañero. Y rezaba: « ¿Dónde termina el camino de Santiago?» Lo mismo en las redes sociales. Varios spots con imágenes de la Patagonia con la misma pregunta. Muchas personas comenzaron a difundirlo sin saber de qué se trataba y quién estaba detrás.

El director de la cinta, es Tristán Bauer, uno de los mejores cuentacuentos del anterior gobierno. Ex director de Canal Encuentro, también dirigió entre otras, Evita, la tumba sin paz (1997), la exitosa Iluminados por el Fuego (2005) sobre la guerra de Malvinas y Che, Un Hombre Nuevo (2010) que tuvo su debut multitudinario en el Monumento a la Bandera de Rosario. Uno de los productores es el Topo Devoto, que ya trabajó en Néstor Kirchner, la película (2012) dirigida por Paula Luque.

Hoy, estos seres horribles, han producido una imagen lavada del compañero Brujo, poniéndolo al lado de todas esas figuritas, íconos del progresismo.

Como rebote de esto, Clarín y otros medios reaccionarios han salido a pegarle al documental, para seguir machacando que la desaparición y asesinato de Santiago fue toda una opereta K contra el gobierno de Macri. Que en realidad, Santiago solo se ahogó y que además fue engañado por los mapuche terroristas. El discurso de la grieta que tanto conviene a los negocios electorales de ambos grupos.

Ideal. Amor. Injusticia
En 1998, en medio de un montaje jurídico-policial donde son acusados de pertenecer a una agrupación ecoterrorista llamada «Lupi Grigi» (Lobos Grises), Baleno primero y Soledad Rosas después, compañeros de lucha y de vida, se ahorcaron en su encierro. «Crimen de Estado» lo llamaron sus compañeros, porque fueron empujados a tomar aquella decisión. En el marco de este montaje otros tantos fueron encarcelados, okupas y locales monitoreados en un intento de amedrentamiento. La lucha en defensa de la tierra, como es la histórica campaña contra los Trenes de Alta Velocidad en Europa, encontraba un revés histórico.

Al éxito del Estado, le siguió el éxito del sensacionalismo y el comercio. Tanto en Italia como en Argentina tuvo una importante repercusión mediática. Anarquistas y okupas de aquellos años tuvieron algunas páginas o minutos al aire en medios masivos de esta región para hablar de Soledad. «La nueva forma de guerrilla», titulaba Chiche Gelblung en Memoria mientras entrevistaba a okupas en Rosario. Ni lerdos ni perezosos, la asociación empresarial Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota nombra a Soledad en una de sus canciones: «La Sole se fue de lo linda que era». No, la suicidó el Estado.

En el 2003 se publica el libro Amor y Anarquía, la vida urgente de Soledad Rosas de Martín Caparrós, una de las caras en aquellos años del periodismo serio y progre junto a Jorge Lanata. El libro fue un éxito y las palabras amor y anarquía circulaban por la tele.

Pero lo peor estaba por venir con la realización de Soledad de Agustina Macri y por supuesto la reedición del libro. Caparrós, con un cinismo agobiante, defiende la realización de la película porque como buen empresario sabe adaptarse a lo que vende en los tiempos que corren, “mujeres protagonistas” según los publicitarios y guionistas.

La compleja y necesaria lucha anticapitalista encarnada en Soledad y Baleno quiere ser convertida en «un ideal, un amor, una injusticia» como reza el subtítulo de la película.

Acto final
Aunque inútil el ejercicio, no dejamos de preguntarnos qué pasa por la cabeza de alguien como Agustina Macri o Florencia Kirchner. Pero no tiene sentido aventurarnos a tan oscuros abismos.

Por nuestra parte invitamos a no asistir a las proyecciones de ambas películas y a difundir la verdad sobre estos compañeros. Ejerzamos una memoria activa y rebelde.
Nos alegra saber que en Italia, compañeras y compañeros sabotearon la filmación de Macri que tuvo que mudar sus locaciones en Milán, mientras que en Roma tuvo que realizarse bajo la protección de policías antidisturbios.

Estos compañeros no pertenecen a ningún grupúsculo, no queremos ejercer sobre ellos el derecho a la propiedad que nos impone el Capital. Sus luchas, sus vidas antagonistas, pertenecen ya, a toda la memoria anticapitalista de todo el Planeta. Sus miradas, acciones y palabras nos nutren hoy y lo harán mañana con las nuevas generaciones de luchadoras y luchadores. Por eso, mucho menos caben en ninguna novelita burguesa.

En esas cintas, no estarán el Brujo, ni Sole, ni Baleno. No hay nada que ver ahí. Solo una representación de una falsificación previa, a precio de una entrada. Solo un montaje de imágenes muertas animadas por una ilusión de movimiento.

Texto elaborado entre compas de Rosario y Buenos Aires.

viernes, 13 de julio de 2018

LA PRESENCIA DE UNA AUSENCIA

A poco de cumplirse un año de aquel 1º de agosto en que se llevaron a Santiago, es importante que la conmemoración esté acompañada de la memoria revolucionaria y la extensión del conflicto social. Santiago era una persona sensible, un rebelde, sus escritos y rapeos hablan tan fuerte que el viento no los lleva. Agita y nos conmueve, contra el papa, los presidentes, los megaproyectos y contra el orden existente, con gracia, con certeza.

A Santiago lo trataron de desaparecer dos veces: primero las fuerzas armadas y luego otros, ocultando su lucha, su vida, sus ideas. Al Santiago anarquista que se solidarizó con los presos por los saqueos de Bariloche, que luchó en las asambleas y barricadas de Chiloé, que cortó la ruta 40 por la liberación de Facundo, le organizaron misas y lo metieron en discursos electorales. Intentaron reducirlo a una víctima: de gendarmería, de Bullrich, de Macri o hasta de los propios mapuche como impulsó el oficialismo. Mientras tanto, sus compañeros de lucha fueron perseguidos por la policía y tildados de infiltrados en las movilizaciones, lo que continúa hasta el día de hoy.

«Es de notar, que la represión sufrida cotidianamente por las comunidades mapuche en el sur, la prisión de Facundo Jones Huala, y sobre todo, el profundo contenido social del Movimiento Mapuche Autónomo del Puelmapu, está en el mismo o peor grado de desconocimiento y tergiversación que antes de la desaparición del Brujo.» Decíamos esto el año pasado, lo que no ha hecho más que empeorar desde entonces.

Recientemente, estamos siendo testigos de una nueva campaña de mentiras en la que se busca establecer a los mapuche como quienes engañaron y abandonaron a Santiago, a la vez que mintieron a la familia. Santiago no fue engañado a Cushamen, sabía lo que hacía y lo que no hacía. Los que no saben nada son los asesinos y encubridores que piensan que con fuerza y mentiras van a parar la lucha y la solidaridad. Para eso publican escuchas realizadas a Sergio Maldonado y a Ariel Garzi, el cual ya salió a decir que esas transcripciones son en parte falsas. Estas escuchas son una parte más del permanente mensaje mafioso del Estado, no solo hacia los mapuche, sino hacia todo el movimiento social. Como cuando plantaron el cuerpo muerto de Santiago, quieren sembrar el ejemplo de lo que nos puede pasar cuando se desobedece, cuando se lucha por una realidad diferente. Así como del otro lado del alambre, se busca quebrar a los grupos que brindan apoyo a las recuperaciones territoriales, para aislar a las comunidades en conflicto, a sus autoridades, voceros y combatientes. 

Como hace un año, como siempre, el Estado, su Justicia y sus cárceles no pueden dar ninguna respuesta más que la violencia, contra todos aquellos que enfrentan su terrorismo y su mundo de muerte y miseria.

ARGSESINA

Letra de la canción Argsesina, del dúo de rap Santa Blasfemia del que formaba parte Santiago Maldonado
Acá en Argsesina 2016, un país mediocre como lo ves. Al derecho o al revés, ¿qué es lo que ves? Todos piensan que estaban antes bien. Ahora aparece la corrupción, la desocupación, la inflación y la intoxicación.
Mirá la tele, están todos distraídos con los dólares que aparecen escondidos en mansiones, en conventos. Ese dinero ya fue robado a mí, a ti y a nuestros antepasados. La naturaleza exige ¡venganza!
El extractivismo incrementó sus ganancias. A algunos empresarios se les hinchó la panza. Otros desnutridos preocupados en una balanza. ¿Qué es lo que pasa? En este mundo de tranza, unos están muriendo y otros tienen esperanzas en la democracia. Todo está ya dicho. Si te regalas te meterán el bicho.

La gente compra el discurso del progreso, ¿qué entienden por eso? Que venga la yuta y te rompa los huesos. O que te estafen en una iglesia arrodillado con la cruz de madera.Y si el cura quiere te haga su sexo. Eso es, eso es progreso.

Que a un mar lo contaminen con salmones muertos. Que a un monte lo desmonten para una termoeléctrica. Eso es progreso.

Que a una montaña la dinamiten para una megaminería. O también que hagan una autopista para acelerar la mercancía.

Después en la iglesia te hablan de la profecía. Que todo se está cumpliendo según dijo el mesías. 

Empiezo a desconfiar de que fue premeditado, dictado para que ahora le echemos culpa al diablo. ¿Entiendes de lo que hablo?

El profeta Pablo comunicó sus vocablos. Y ahí muchos testigos de tantos sacrificios, como si ahora no te sacrifican en tu oficio. No seas necio, abrí tus ojos y tus oídos. ¡Que el progreso es tu enemigo!

Arrasa con todo, no le importa nada, si sos una nena o sos una anciana. Destruye la vida en cuestión de segundos. Lo que tarda años en crecer, en instantes puede desaparecer.

Es la magia del capitalismo. El ratón Mickey con su cinismo. Rockefeller bailando en el abismo. Asimismo la lucha continúa, en esta era y ahora mismo.
Aquí y ahora, ¡la lucha continúa!

EL DIOS EMPRESARIAL

Texto de Santiago Maldonado.
Extraído de su fanzine Vagabun2 de la Idea – Mendoza 2015. Se respeta la forma de escritura original.
¡Oh Dios! Que estás en los cielos de tu imperio. Tú que eres el guardián de las cajas fuertes, que duermes entre los lingotes de oro, plata, titanio y cobre! ¡Que estas resguardado de las crisis terrenales cuando hay hambre, histeria colectiva, catástrofes naturales y artificiales! Tú que todo lo ves y todo lo sabes!! 

¡Que puedes juzgar a lxs mortales, decir quien entra y quien no, quien goza de felicidad y quien se arrastrará en la inmundicia precaria y putrefacta!!! A ti, rey de reyes te desafiamos, baja de esa cruz barnizada de la deforestación por la civilización y la modernidad!

¡Tus templos serán ocupados por lxs barbarxs y serán focos de resistencia, llamas en la oscuridad con centellas protectoras, la fuerza y la energía ha de acompañarnos en los caminos de la vida que hemos elegido para afrontar hasta las situaciones adversas y los obstáculos que se presenten a lo largo y ancho del transcurso de los senderos… la vida es para vivirla y disfrutarla, no es para mirarla como se pasa, no es disney, no es gran hermano, no es la novela más taquillera… es simplemente única sobre todo…

VOTAME

Texto de Santiago Maldonado.
Extraído de su fanzine Vagabun2 de la Idea – Mendoza 2015. Se respeta la forma de escritura original.
¿Por qué insistimos en que votes? Porque te queremos someter en el presente para que en el futuro sigas sometido/a. Pensamos que bloqueando tu mente y alienándote con nuestros proyectos de salud, educación, trabajo, seguridad, confort y tecnología, nos aseguraremos la banca, el estatus social y el poder que tanto anhelamos.

Creemos en la jerarquía social y en que nosotros debemos mandar y ustedes obedecer porque así se logra una patria para todos y todas. Alguien debe gobernar es por eso que acá estamos, sino todo sería un kaos y reinaría la libertad, cada uno/a haría lo que quisiera y nosotrxs no existiríamos.

También creemos que con el dinero recaudado de los impuestos de la esclavitud que queremos imponer podremos controlar cada rincón del planeta Tierra, reforzar la vigilancia con cámaras de seguridad en cada paso que hagas, más policías, militares, armas y terror.

Crear mas cárceles y puestos de trabajo para torturar, silenciar y aislar al que no se adapte a las reglas del juego.

¡¡¡Fuego a las urnas, a la democracia, al parlamento, a la Constitucion Nazional!!!

Ni votos ni botas. ¡Nadie te representa solo vos mismx! Sin jefes ni lideres.

WE TRIPANTU ENTRE REJAS

El 23 de junio, el lonko Facundo Jones Huala levantó la huelga de hambre que sostuvo tras 23 días, al lograr algunas respuestas respecto a su exigencia al servicio penitenciario de Esquel de que se lo respete como autoridad mapuche y se le permita realizar esta ceremonia sagrada en la cárcel, para lo que deben ingresar un número determinado de personas y elementos.

El otro punto importante del reclamo sigue siendo el cese de la persecución contra los compañeros Fausto Jones Huala y Lautaro Gonzalez, a quienes quieren culpar por la muerte de Rafael Nahuel. El asesino material está identificado y se llama Francisco Javier Pintos, pero el juez Villanueva sostiene la acusación contra los compañeros, dictaminando la cárcel preventiva para ambos, que aún no se ha hecho efectiva pero representa una amenaza latente.

Al recibir la respuesta favorable para la realización de la ceremonia luego de la medida de fuerza, Facundo decía:

«Esto hay que entenderlo como una victoria colectiva, principalmente de las comunidades y el pueblo mapuche movilizados y organizados, como una pequeña batalla ganada en esta gran confrontación histórica y milenaria contra los Estados opresores y el sistema capitalista. No hay que cesar las movilizaciones. El Machi Celestino sigue en huelga de hambre. Tenemos más presos políticos mapuches. Tenemos nuestra gente perseguida en ambos lados de la cordillera buscados por las fuerzas represivas del Estado opresor. Se acerca otra fecha más del asesinato del weichafe Rafael Nahuel. De esta maldita prisión política. Como también del asesinato de Estado del compañero Santiago Maldonado en la comunidad en resistencia de Cushamen. Por eso no hay que cesar las movilizaciones. Porque además Benetton sigue en nuestra tierra. Lewis sigue en nuestra tierra. Y todos estos malditos capitalistas siguen oprimiéndonos. Siguen en nuestra tierra llegando mineras, petroleras, hidroeléctricas y forestales y todas esas empresas que destruyen y contaminan. Entonces, un abrazo grande y cálido a todos.»

El We Tripantu es más que “32 cuchillos y 2 parrillas”, como difamaron los perros de la prensa. Se trata de la celebración del solsticio de invierno, una de las ceremonias colectivas de los mapuche en la reconstrucción de su mundo. Detrás de Facundo, hay un proyecto de vida que necesariamente entra en contradicción con los intereses capitalistas, y por eso se lo ataca.

Durante los últimos años, los sectores mapuche que no negocian con el Estado y las empresas continúan creciendo a través de la lucha. Emplean la acción directa a pesar de la represión y más allá de la coyuntura política como bien dicen, por la recuperación del territorio ancestral. Defendiendo la autonomía del territorio, la independencia y la producción propia en las recuperaciones, sin injerencia de los capitalistas ni del Estado.

Esta lucha no está aislada. Las comunidades resisten colectivamente y junto a otros explotados en lucha a las nocividades capitalistas como mineras, petroleras e hidroeléctricas, que atentan y devastan el territorio.

Cuando los compañeros del Movimiento Mapuche Autónomo del Puelmapu hablan de volver a ser mapuche, nos hablan de un proyecto político, filosófico, cultural, espiritual. Como nos pasa a menudo a quienes enfrentamos el orden existente, debemos emplear numerosas categorías para explicar lo que en realidad significa la superación de todas ellas.

La lucha anticapitalista y revolucionaria requiere de la crítica y el enfrentamiento de las separaciones impuestas por el Capital. Lo que se decide no puede seguir escindido de lo que se hace, como lo que se hace no puede estar ajeno del juego, el placer y la espiritualidad, como la naturaleza y el territorio no pueden estar separados de la vida en comunidad. Se trata de una transformación social integral, reconfigurando completamente las necesidades humanas, inseparablemente de la forma de satisfacerlas.

Las ceremonias sagradas de los mapuche como el We Tripantu, el Kamaruko o el Guillatún, que se realizan en las comunidades en resistencia y en conflicto, fortalecen su lucha y visión integral, poniendo en práctica y reconociendo su conocimiento ancestral, su lenguaje, su espiritualidad. Formas de conocimiento y espiritualidad que están en conflicto con la razón capitalista y su afán de dominio destructivo de la naturaleza, y con el represivo pensamiento judeocristiano. Cuando en otras regiones se habla de la necesidad de Estados plurinacionales o pluriculturales, como ocurre en Bolivia institucionalmente, se supone que los pueblos podrían desarrollar su cultura sin confrontar al orden social dominante. Como si se tratara de un culto más que “hay que respetar”.

Como señalaron muchas veces desde el sur, la desaparición, la tortura y el despojo vivido por las comunidades mapuche no suele tener ninguna repercusión mediática. Los gobiernos locales están asociados con o forman parte ellos mismos de las familias adineradas que tienen las tierras productivas y los accesos a los ríos. Facundo estuvo casi todo el mes sin comer y 4 días sin tomar agua, antes de recibir respuesta. Dio lucha incluso en el encierro. No dejemos pasar el mensaje combativo de las comunidades en estos tiempos de resignación y electoralismo. Sigamos apoyando las recuperaciones territoriales.

NICARAGUA TAN VIOLENTAMENTE DEMOCRÁTICA

Una reforma desató la cólera en Nicaragua el 18 de abril, cuando el gobierno anunció que aumentaría las contribuciones de trabajadores y empresarios e imponía una retención del 5% a los jubilados. La situación de conflicto se da a su vez en un marco más amplio que incluye también reclamos de los campesinos, estudiantes y del movimiento de mujeres.

Rápidamente empezaron los primeros asesinados por la represión en Managua, la capital, así como en distintas localidades. Al mismo tiempo se sucedieron ocupaciones en universidades y se plantaron barricadas enfrentando a las balas policiales. Al día de hoy, las movilizaciones no han cesado y hay localidades enteras paralizadas, como Masaya, León, Matagalpa, Jinotega y Diriamba.

El 22 de abril, frente a la masiva reacción social, el presidente Daniel Ortega anuncia la retirada de la reforma de la Seguridad Social, con más de treinta muertos en menos de una semana de enfrentamientos. El 30 de mayo, en ocasión del día de la madre, se realizó la “madre de las marchas”: madres de los reprimidos y asesinados marcharon con las fotografías de sus hijos, junto a manifestantes que fueron heridos y torturados.

Sectores que provienen principalmente de escisiones del actual partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional buscan la renuncia de la pareja presidencial y proponen una junta de salvación nacional, que haga reformas institucionales y legislativas que permitan organizar elecciones libres y transparentes en un plazo máximo de 180 días. Se baraja la posibilidad de adelantar las elecciones para marzo de 2019.

Por otro lado, también se extiende la memoria y la solidaridad entre los participantes de las movilizaciones, muchos de ellos, hijos o nietos de épocas de agitación revolucionaria contra Somoza. En algunas ciudades se reúne comida en las parroquias para alimentar a los jóvenes que cuidan las barricadas y se organizan en turnos para cocinar en fogones improvisados. También se hacen colectas de dinero para comprar los morteros, con los que se defienden las barricadas, muy numerosas por cierto.

El partido de gobierno junto a paramilitares y mercenarios en motos persiguen y hostigan a los pueblos en lucha. Los asesinatos de niños y ancianos despertaron gran indignación, alrededor de 300 son las personas asesinadas hasta el momento por el terrorismo de Estado, se habla de 1.300 heridos y más de 500 detenidos.

La prensa burguesa habla de crisis, mientras los sectores sociales combativos no tienen tiempo para cuestionar y conversar todo lo que les gustaría transformar, las cosas se complican y cambian constantemente, en este convulsionado territorio de 6 millones de habitantes.

Las patronales, la iglesia y las alternativas opositoras al régimen de Ortega tienen sus propias agendas para Nicaragua y esperan aprovechar el levantamiento para implementarlas. Pero una vez más, no podemos desestimar las movilizaciones como si estuviesen orquestadas por los sectores más reaccionarios o por aquellos en disputa con el sandinismo oficial, como si la lucha de los proletarios no fuese ya posible, como si todo pasara entre las organizaciones que luchan por el poder del Estado.

Con gobiernos progresistas o sin ellos, en Nicaragua, Haití, Francia o México las luchas de los explotados estallan a pesar de todo.

2017 - 1 DE AGOSTO - 2018: ¡SANTIAGO PRESENTE!

Este afiche es producto de un esfuerzo colectivo y está siendo pegado en diversas localidades del territorio dominado por el Estado argentino.

En agosto: ¡TODOS A LA CALLE!

NUEVA PUBLICACIÓN: ZAD. OTRO FIN DEL MUNDO ES POSIBLE

Tradujimos un artículo del colectivo Crimethinc. sobre la Zona A Defender de Notre–Dame–des–Landes, en Francia, conflicto que tratamos en el nro. 54 de la Oveja Negra y el nro. 31 de Temperamento Radio. El artículo se titula ZAD. Otro fin del mundo es posible y lo publicamos como folleto para seguir contribuyendo a las luchas por la tierra y contra el Capital. Disponible en papel y en el blog del boletín (enlace más abajo).

«Defender la zona y luchar contra el aeropuerto y su mundo no significa simplemente ocupar el ZAD o vivir allí mientras se espera el desalojo. También significa construir una ofensiva real contra el proyecto mediante el desarrollo de prácticas de resistencia colectiva.»

domingo, 24 de junio de 2018

PANFLETO: ¡MUNDIAL ES LA MISERIA! ¡NADA QUE FESTEJAR!

Una vez mas, como cada 4 años, el Mundial de Fútbol nos invade. Otra vez la burguesía internacional hace correr a sus soldaditos del deporte y el comercio. Otra vez el deporte como disciplina de control de los cuerpos y como mejor camino hacia el bombardeo mediático de mercancías.

Cada país participante aprovechara mejor la actuación de su equipo. Empezando por Rusia, en el ojo del turismo mundial para tapar con dinero y fanatismo la sangre que derramó bombardeando Siria.

Del lado argentino la hiper-explotación del empresario Messi, como ejemplo del débil que se convierte en fuerte y tiene que hacer lo imposible para triunfar… y la exigencia constante de que gane un titulo para Argentina, la sed de tener un fundamento para sentirnos “los mejores del mundo”. Que más puede querer el Estado argentino... en estos años marcados por la expansión de la miseria y la represión. Nada mejor que una pelota de fútbol para complementar el palazo del policía. Aunque no tengamos que comer, brindaremos en unidad nacional con quienes nos cagan, en un éxtasis de patriotismo, xenofobia y machismo.

En el caso ruso, la apología de una masculinidad competitiva, agresiva, fundada en el individuo que todo lo puede y que siempre tiene que dar más es complementaria con la hostilidad hacia la comunidad gay y trans característica de la Federación Rusa. Esta llega a su punto máximo en Chechenia con sus campos de concentración, donde se encierra y se tortura e incluso, según algunas versiones, se ha llegado a ejecutar a disidentes sexuales.
También en campos de concentración se hacina a los trabajadores nepaleses en Qatar- la próxima sede- durante la construcción de los estadios. Engañados para viajar, y una vez allí se les retiene pasaportes y documentos para mantenerlos cautivos entre larguísimas jornadas bajo un calor sofocantes. Ya son mas de 2000 las personas que han muerto construyendo esos estadios.

Contra los festejos de los explotadores gritamos bien fuerte: ¡Mundial es la miseria! ¡Nada que festejar!

Junio de 2018. Región argentina.



Textos relacionados:
¡NÃO VAI TER COPA! (Brasil 2014) La Oveja Negra nro.17
MUNDIAL ES EL CAPITAL, MUNDIAL SERÁ SU DESTRUCCIÓN. Panfleto de Proletarios Internacionalsitas, 2014
MEMORIA: OLIMPIA (México 68) La Oveja Negra nro.43
LA GENUINA FUNCIÓN DEL DEPORTE La Oveja Negra nro.13
MEMORIA: «¡MALDITO FOO-BALL!» La Oveja Negra nro.17
CITIUS, ALTIUS, FORTIUS. EL LIBRO NEGRO DEL DEPORTE. Libro deFederico Corriente y Jorge Montero

domingo, 10 de junio de 2018

EL PESO MUERTO DE LA ECONOMÍA

A fuerza de repetírselo una y otra vez, la ciudadanía argentina acaba creyéndose que no es el peso el que se devalúa sino el dólar el que sube. «Dios es argentino», y el sol giraría alrededor de la República Argentina. Macri sería el responsable del ajuste, la presión sería ejercida desde fuera del país por buitres extranjeros, una política nacional acorde podría frenar estos embates de la economía, y para qué mirar más allá del ombligo de la patria.

El Capital, representado por Macri, el Fondo Monetario Internacional, los empresarios, pero también por cada uno de sus gestores, es ante todo una relación social que se da en todo el planeta. Por tanto, ni Macri, ni Dujovne, ni tampoco Lagarde del FMI pueden controlar la economía mundial. A lo sumo pueden definir tal o cual medida económica, pero es la ganancia la que se impone. Es el peso muerto de la economía que oprime lo vivo, deforestando bosques e imaginaciones, envenenando ríos y relaciones humanas, destruyendo la tierra e hipotecando el futuro. En territorio controlado por el Estado argentino como por cualquier otro Estado. Para el Capital, las fronteras que nos impone son inexistentes, su única patria es la ganancia, su búsqueda de crecimiento ilimitado.

La opresión que sentimos por no llegar a fin de mes, eso que conocemos como “ajuste”, efectivamente es un ajuste en nuestras condiciones de vida. Nuestros salarios reales bajan porque cada día aumenta el costo de todas las mercancías que consumimos para reproducirnos mientras que, en comparación, el salario sube en un porcentaje ínfimo. Esta pauperización de la vida de los desposeídos no es un invento del actual gobierno argentino, porque es neoliberal, porque el macrismo es malo o porque sus ministros son gerentes, estos procesos son históricos en la sociedad capitalista y responden a sus necesidades más profundas. A lo que apunta el ajuste no es a otra cosa que a la recomposición de la tasa de ganancia de los burgueses. Se quitan las retenciones a los empresarios agrícolas, se devalúa el peso, aumentan los costos de los servicios e impuestos, se imponen techos salariales, se entablan unas mejores relaciones con las potencias centrales para generar un clima de negocios confiables que incentive la inversión y estimule un nuevo ciclo de acumulación capitalista.

Quien impondrá las medidas de austeridad brutales que se nos están viniendo encima no será el FMI, sino la burguesía como clase internacional. Esos mismos que nos saquean día a día, que nos ajustan, vienen de afuera pero también están aquí dentro. ¿Por qué diferenciarlos? ¿Por qué debería importarnos la nacionalidad de quienes nos oprimen y explotan?

El ajuste es una realidad. Aunque algún paliativo se vote en el congreso o se vete por el ejecutivo, la devaluación baja los salarios a la fuerza y eso no se modifica, aunque se debata o se haga barullo fuera del congreso.

Basta con comparar en dólares nuestro salario de hace un año con el de hoy. Nuestras desgracias son la contracara de lo que la burguesía persigue. Es inevitable que la integridad de nuestra clase se oponga al Capital, porque a mayor ganancia del capitalista mayor nuestro sufrimiento.

Pero también es preciso no perderse en estériles oposiciones al gobierno de turno y a tal o cual medida; cualquier gobierno y todos los Estados son parte elemental de la organización capitalista de la sociedad, y existen para garantizar mejores condiciones a los capitalistas.

La patria es el peligro

En el mes de la patria, el Estado argentino sacó a relucir nuevamente su poder de fuego. Sea en el rubro de los frigoríficos, del transporte, la especulación inmobiliaria o la impunidad de los milicos, sus represiones con distintos grados de violencia nos muestran que, por idiotas que puedan ser sus planes de gobierno, mantienen por completo el control armado del proceso de reestructuración capitalista.

Ya sea que «la patria está en peligro», que «la patria es el otro» o en vísperas de un nuevo mundial de futbol, el ya clásico «somos todos argentinos», es la comunidad del dinero la que continúa siendo la base sobre la cual se articula no solo la conciliación de clase, sino también el brutal despliegue de las fuerzas armadas para detener la conflictividad social y la lucha en las calles.

La lucha por nuestras necesidades no puede votarse ni vetarse, pero puede ser detenida con violencia, asimilada por la política y mistificada por la religión.

La función básica del Estado y sus representantes se refleja expresamente en las reformas laborales y en la represión a cualquier protesta. Y frente a una situación de crisis mundial no está en manos de uno u otro presidente, de uno u otro partido, detener nada.

De todos modos, la economía burguesa es una timba y la casa siempre gana.

El 25 de mayo, día histórico de represión a la protesta social y de imposición de los explotadores sobre los explotados, se pudo ver una masiva reacción espectacular de la oposición frente al nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

La respuesta, blanda como la mierda que la propuso, tuvo lugar bajo la consigna «La patria está en peligro».

Y esta nueva procesión no hizo más que destilar incapacidad y obediencia, bajo una fórmula recurrente, de la que puede participar desde un actor hasta una vecina. Hablar el lenguaje de los amos, movilizarse, pero solo como modo de validar la dominación y la imposición de la lógica democrática sobre el ser colectivo.

Nuevamente, bajo el signo de la cruz y la patria, se ejerce una represión, limpia, si se quiere, y bajo el signo de la prepotencia armada, otra represión, tanto más sucia e indignante.

La voz de los papistas interviniendo en el acto nos recuerda que en las distintas intervenciones de la Iglesia en los conflictos sociales, ambientales o laborales, la religión está siempre aliada con la tiranía. Y más aún, fijémonos cuando los adoradores de lo divino, que pueden llegar a maldecir a los poderosos, continúan impulsando una doctrina de sangre, divulgando a cada palabra su disciplina inmunda, en la que la humanidad tiene que sacrificarse.

Las acciones del aparato represivo y del aparato judicial del Estado, tanto en las jornadas del primero de septiembre como en los enfrentamientos de diciembre del año pasado, están a punto de ser ampliadas y legitimadas a través de la reforma del Código Procesal Penal tratada a fines de abril, que de ser aprobada implicará, entre otras cosas, la vigilancia acústica de las comunicaciones, lo que permite realizar grabaciones de conversaciones privadas de imputados por fuera de sus domicilios; vigilancia de equipos informáticos; y acceso a toda la información que las personas poseen en sus dispositivos electrónicos. Esto posibilita el uso de rastreadores para conocer la ubicación de la persona, el acceso a sus contactos, perfiles de redes sociales, fotos, y también la activación de los micrófonos de las computadoras para grabar conversaciones.

Se prevé la exención de responsabilidad para los policías y miembros de las fuerzas de seguridad que actúan en cumplimiento del deber y con su arma reglamentaria.

En el mismo capítulo, aparecen reguladas con detalle las figuras de “infiltrado” (agente encubierto), “provocador” (agente revelador), “buchón” (agente informante) y “traidor” (arrepentido). Si miramos apenas algunos casos contra anarquistas o el pueblo mapuche del lado “chileno”, podemos ver inmediatamente que la utilización de estas figuras abre un campo enorme para la fabricación de evidencias y falsas incriminaciones.

También, en torno a las manifestaciones, se pena con hasta 3 años a los que detengan o entorpezcan la marcha de un medio de transporte mediante piquetes y a quienes tiren “proyectiles” contra las fuerzas armadas. Lo que, sumado a la exención de responsabilidad de los perros del Estado, deja la puerta abierta a la represión sin asco.

Al cierre de esta edición se cumplen diez meses de la desaparición y asesinato de Santiago Maldonado por parte de la Gendarmería. El presidente anunció que se va a modificar la normativa vigente para involucrar a las Fuerzas Armadas en el “apoyo logístico” a tareas de “seguridad interior”. Como primer paso, esto implica enviar militares a las fronteras para así liberar más gendarmes asesinos a fin de utilizarlos en la represión interna y el control social.

Bajo la vieja excusa de “narcotráfico” y “terrorismo internacional”, lo que antes se pudo realizar bajo un “estado de excepción”, se convierte ahora en la norma general.

El triunfo de la humanidad frente al capitalismo es incompatible con la supervivencia de la religión, de la patria y de la política. Solo la revolución social puede destruir la dominación existente. Solo los explotados tenemos una verdad distinta por la que luchar.

La salida de la iglesia, el gobierno, partidos, sindicatos y movimientos “sociales” preponderantes es la de siempre, al no poder proclamar abiertamente que su programa de gobierno consiste en el mantenimiento por todos los medios de la esclavitud cada vez más vergonzosa de los explotados. Pero en vista de ganar aliados burgueses, realizan su programa, cada cual según sus capacidades, reprimiendo, calumniando y manteniendo las luchas en su parcela: boicoteando todo reclamo emergente.

Reconocer y nombrar a todos nuestros enemigos es la condición previa para poderlos combatir victoriosamente. En situaciones como estas, saber lo que no hay que hacer, es tan importante como saber lo que efectivamente hay que hacer.