martes, 9 de octubre de 2012

AUTOAYUDA VS. AYUDA MUTUA

Cada época tiene la espiritualidad que se merece. “El cielo” ha sido por siglos, y continúa siendo, el reflejo idealizado de la tierra, así como hoy “el alma” no es mas que el alma del ciudadano, individualista, moldeada a imagen y semejanza del sistema capitalista.

Era de esperar entonces una gran bienvenida y una importante atención a la reciente visita de un tal “Ravi Shankar”. Así como desde hace años todas las variedades de “auto-ayuda” son cada vez mejor recibidas por empleados y empleadores, gobernantes y gobernados. Una híbrida mezcla de espiritualismo no-occidental, vulgarización de la psicología y de “técnicas para triunfar en los negocios”, lo cual no es un simple detalle, el aspecto que quiere apartarse como “espiritual” es en la cotidianidad inseparable del aspecto mercantil. “Triunfar en la vida” parece ser inseparable de “triunfar en los negocios”. Lo ofrece el pastor evangélico y la presidenta, el gurú y el cura que hace milagros. Pero la ventaja que tienen estos nuevos gurús, por sobre el viejo y podrido cristianismo, es poder adaptarse mas rápido a los tiempos que corren, porque son además productos directos de estos tiempos, hechos a su medida. Como en la biblia no hay alusiones directas al stress o a otras preocupaciones modernas, allí están entonces los nuevos maestros para tener una respuesta. El cura cristiano, que aún mantiene su amplia parcela de poder y su ganado obediente, no se preocupa por las novedades ya que no disputa el alma de los mortales, sabe que la comparte con estas nuevas filosofías, lo que en términos precisos es una herejía para cualquier cristiano, pero tolerable para la lógica de mercado, lógica en la que se han fundido todas las ideologías y religiones.

Estas nuevas corrientes “new age” se diferencian de la Iglesia Católica por presentarse ya no como una religión sino como una especie de “filosofía”, por no poseer un Vaticano colmado de oro sino ser inocentes ONGs. Pero tal como el catolicismo, estas nuevas “escuelas” son verdaderas empresas, con sus abultadas donaciones, inversiones, respectivas editoriales, centros turísticos de recreación y de exención impositiva. Y lo más importante: son instrumentos de la clase dominante para mantener el orden y el conformismo, tal como en las religiones oficiales hay rezos y culpa, y, si no funcionan estos métodos de control mental, palo. En este sentido ha circulado por los medios masivos de comunicación una entrevista a este Ravi Shankar donde sin rodeos responde a la situación de masacres en Siria: “Cuando todas las puertas están cerradas, entonces la única opción es, usted sabe, la opción militar”, nada que envidiarle a los curas que han bendecido guerras y dictaduras, a los evangélicos que apoyaron la invasión de EE.UU. a Irak, o a los brahmanes de la India con su brutal sistema de castas.

“Si sucede conviene” es la frase que ha popularizado el empresario Marcelo Tinelli y la han repetido hasta el hartazgo, intentando convencernos de que hay que dejar todo en su lugar. Nos lo dicen en la cadena nazi-onal, nos lo dice el patrón, nos lo dice el cura y ahora estos burgueses de tono pacífico. Pero quien habla es el Capital, como viene hablando desde hace siglos, en diferentes variedades. “Si sucede conviene”, la “ley del karma”, “un mundo sin quejas”, etc, etc... en definitiva son llamados al conformismo. Las relaciones sociales capitalistas o hasta las desgracias más naturales son presentadas como un desafío “que conviene” y si no conviene se culpa a la víctima que no ha sabido como responder, por lo cual al primer dolor se suma el de no estar a la altura de las circunstancias. O llegan al ridículo de decirnos que las penurias de esta vida son a causa de lo que hicimos en vidas anteriores (¿?). En otras palabras: conformismo y sumisión.

Ravi Shankar viene para continuar manteniendo la normalidad capitalista, y que lo haya traído Macri no es un detalle pero tampoco quiere decir que solo favorezca a la gestión del Pro en Buenos Aires. En entrevistas televisivas varios empresarios daban su testimonio donde explicaban como gracias a la meditación han podido estar más tranquilos y llevar adelante con más tranquilidad sus empresas, es decir: respirar profundo para explotarnos mejor. El famoso gurú de la India, hijo de un gran empresario de la industria automotriz, evidentemente ofrece religión para los burgueses y aspirantes a serlo, pero su discurso no es distinto al que se baja para el resto de la población: ofrecer soluciones individualistas y voluntaristas a los problemas sociales, que son presentados como problemas personales.

El pensamiento moderno del “salvense quien pueda” toma aquí un lenguaje espiritual, pero no deja de ser el ciudadano enajenado quien se reafirma en esta forma de interpretación del mundo, y consume entre otras mercancías una que le venden con la etiqueta de “espiritualidad”.
Pero mientras sigamos pensando que las maldiciones llegan del cielo o de vidas pasadas y que no se pueden cambiar, seguiremos en este estado de cosas, y mientras continúe seguiremos soportando, entre otros, a estos gurúes, a los curas y a esos insoportables capos del marketing que nos dicen como debemos actuar. Estos, como mencionamos anteriormente, no son simplemente desubicados, son producto directo de nuestra época y son solicitados y aprobados por cantidades de gente que sienten de alguna manera un vacío que la vida cotidiana capitalista no puede llenar, pero que lamentablemente intentan llenar con otra forma de concebir el capitalismo. Capitalismo que se ha desparramado en cuanto pensamiento pudo, y cuya lógica es reproducida muchas veces hasta por quienes sienten que no debería existir. Así como la mentalidad generada por el cristianismo es reproducida hasta por quienes no se reconocen en él o no lo llevan al pie de la letra, lo mismo viene sucediendo con la denominada “auto-ayuda” que no es reproducida solo por sus seguidores (la “auto-ayuda” posee un engaño evidente desde el nombre, porque si es preciso seguir los consejos de un experto, ya no tiene nada de “auto”).

No es casualidad que todo esto confluya en la destrucción del apoyo mutuo, de la solidaridad, de la concepción del ser humano como ser colectivo y a la vez individual. Porque estas son las experiencias donde se descubre el potencial transformador del humano, donde la abrumadora realidad deja de presentarse como algo ajeno y comprendemos que somos nosotros quienes la construímos día a día, colectivamente, momento a momento, asumiendo que esta realidad es nuestra responsabilidad. Y la responsabilidad es inseparable de la libertad, no seremos libres mientras no seamos responsables por nuestros actos, mientras no comprendamos que todo lo que hacemos tiene sus consecuencias, tanto al obrar de buena manera como en su contrario.

Nuestra libertad no termina en donde comienza la del otro, por el contrario, en esa libertad del otro nuestra libertad halla su confirmación y su extensión al infinito. Es por eso que un cambio personal profundo es posible y es necesario, y es necesario que coincida y se desarrolle junto al cambio personal de los demás.

Un cambio profundo, personal y colectivo, es posible y es necesario, sin dirigentes ni dirigidos, sin explotados ni explotadores.

ROSARIO SE PONE LA GORRA

Nuevamente debemos informar de otro anuncio estatal, ya no solo a nivel municipal sino provincial, de instalación de más y más y más y más cámaras de videovigilancia en las calles. A esto se debe agregar la incorporación de mas de 300 nuevos policías, que harán de las suyas por la ciudad de Rosario. Para poder así continuar con la normalidad capitalista, que inevitablemente incluye robo legal e ilegal, extorsión legal e ilegal, secuestro legal e ilegal, etc, etc...

Es importante remarcar que esta sección del boletín no es un ejercicio de ideología, en donde cerramos los ojos ante los fenómenos catalogados como “inseguridad” porque no tenemos respuestas para ello, o tapamos nuestros oídos para desescuchar los inevitables pedidos de mayor control y mayor policía, es decir: mayor presencia estatal.

La descomposición social que se traduce en situaciones donde el dinero y la mercancía valen más que la vida existen tanto en la cotidianidad del trabajo asalariado como en el robo entre oprimidos, en el desastre “ecológico” así como en el asalto a hogares proletarios. El dinero es más importante que la vida, tanto para el ladrón que mata a un pobre tipo que acaba de cobrar su miserable sueldo, como para el dueño de un auto que dispara ante su posible ladrón.

Sabemos que los robos y los asesinatos efectivamente ocurren. Pero también sabemos que la industria de los medios de comunicación tiene un interés decididamente dirigido a mantener una actitud de alerta y conmoción permanente ante estos hechos. El conflicto radica en dos partes, por un lado en que en la gran bolsa de lo “delictivo”, entran tanto un asesinato para robar unas zapatillas, una violación, una ocupación con fines sociales de una vivienda abandonada hace décadas y un piquete por un reclamo salarial. Y por el otro, que los medios de comunicación hacen uso de la información no simplemente “porque es su trabajo” sino para establecer su posición, que no es nunca otra que la defensa de la santísima propiedad privada.

MEMORIA: A 43 AÑOS DE LOS ROSARIAZOS

Ignoramos en su mayoría que muchas de las calles que solemos transitar en nuestra alienada rutina de trabajo fueron en otro tiempo escenario de resistencias y barricadas. No es que no haya existido la explotación y la represión como hoy, solo que hubo quienes se animaron a desafiarlas.

El 25 de junio de 1966, un golpe militar derrocaba al gobierno del radical Arturo Illia. Las Fuerzas Armadas encabezadas por el general Juan Carlos Onganía inauguraban así, una vez más, una etapa de autoritarismo y represión en nuestro país. El nuevo gobierno militar levantó la bandera del anticomunismo acérrimo, la censura política, la represión a las luchas obreras, el oscurantismo y la decadencia de las ideas, las manifestaciones culturales y la educación.

Aquí en Rosario y su zona de influencia la implementación de la política económica generaba duros efectos. Masivos despidos y suspensiones en las empresas metalúrgicas y el incremento de las villas de emergencia como consecuencia de la radicación de trabajadores migrantes provenientes mayormente del interior santafesino, fueron factores condicionantes del descontento generalizado.

A principios del ‘69 las grandes inundaciones que afectaron particularmente a Empalme Graneros y la indiferencia de la dictadura frente a este problema llevó al máximo la indignación del barrio.
En la Universidad de Rosario, en el marco de una rigurosa política que negaba el diálogo con los estudiantes, se gestaba una creciente agitación. Los límites impuestos a los cursos de ingreso y el mantenimiento de la Universidad Tecnológica fueron algunas de las problemáticas que movilizaron la agitación estudiantil. El descontento que ya empezaba a manifestarse en 1967 y 1968 se transformaría en 1969 en ofensiva de los los sectores populares. La rabia de los estudiantes y obreros, estallaría primero en mayo y luego en septiembre. Nacían los “Rosariazos”.

El 15 de mayo es asesinado en Corrientes el estudiante Juan José Cabral. En Rosario la solidaridad no se hizo esperar: se llevaron adelante diversos actos, asambleas y marchas de protesta. Desde la Facultad de Medicina partió una columna de 800 estudiantes hacia el microcentro. Al llegar a las calles Córdoba y Entre Ríos se produjeron corridas y disparos de la policía que pretendió cerrar el paso a la manifestación. Una parte de los estudiantes se refugió en la galería Minipal. La policía ingresó también a la galería, y uno de ellos disparó alcanzando al estudiante de Ciencias Económicas Adolfo Ramón Bello. Las esquinas de Santa Fe y Entre Ríos, Rioja y Corrientes y Córdoba y Corrientes, fueron escenario de enfrentamientos que hicieron retroceder a las fuerzas policiales. Parte de la manifestación llegó hasta la sede de la CGT que se encontraba en la Jefatura de Policía. Barricadas y hogueras encendidas con papeles y elementos que suministraban la población desde sus casas y edificios, servían como obstáculos para la acción represiva y asimismo delimitaban el territorio que se ocupaba desalojando de él a las fuerzas del orden.

Las herramientas de defensa frente a la policía fueron piedras, palos, hierros recortados, cables tendidos y alambres. El enfrentamiento duró cuatro horas y dejó el centro de la ciudad en poder de los manifestantes. Sin embargo, a pesar de la retirada de la policía, una nueva víctima quedaba como resultado de la brutal represión: Luís Norberto Blanco, un obrero metalúrgico de tan solo 15 años.

Los acontecimientos de septiembre encontraron su origen a partir de un conflicto obrero ocurrido en la Unión Ferroviaria Rosarina. En 1969 coexistían en la sección Rosario del ex ferrocarril Mitre diversas organizaciones sindicales: La Unión Ferroviaria, La Fraternidad y APDFA.

Los enfrentamientos tuvieron características similares a los del mes de mayo: construcción de barricadas, hogueras, quema de automóviles y trolebuses, ataque a los comercios abiertos y a los grandes establecimientos y bancos. Las instalaciones de la empresa ferrocarriles Argentinos sufrieron un sistemático ataque, quedando destruidas parcialmente. La policía local, encargada del control de la ciudad, debió ser asistida por refuerzos de localidades vecinas. Recién finalizando el segundo día del paro, el Ejército intervino.

Estos hechos parecen hoy lejanos, Rosario hoy “es la mejor ciudad para vivir”, la de “la cultura y el deporte”. La alienación y la represión tienen hoy mecanismos más sutiles.
Por eso la memoria es necesaria, para la próxima barricada.

domingo, 12 de agosto de 2012

A JUGAR CON LUGO

El 22 de junio pasado Fernando Lugo, presidente de Paraguay, fue destituido de su cargo tras un juicio político llevado adelante por la Cámara de Diputados de dicho país.

Aparentemente, Lugo sería un presidente que, aunque ex-obispo de la Iglesia Católica y sancionador de leyes antiterroristas, vale la pena defender. Un tipo cómplice de la sojización del Paraguay, que “hizo lo que pudo” frente a las poderosas multinacionales del agro y una “derecha oligarca”, al que le “hicieron una cama” en Curuguaty donde murieron 11 campesinos y 6 policías, para luego destituirlo con un juicio cargado de irregularidades. Un bien intencionado, algo ingenuo, que, a pesar de todo, promovía el diálogo con los movimientos sociales y campesinos de Paraguay, al que no lo dejaron gobernar ni concretar su tan ansiada reforma agraria. Sin lugar a dudas, todo un compañero.

Más allá del apoyo crítico o acrítico, todo el abanico especulativo de la política coincide en la defensa de la soberanía popular, del gobierno electo.

Nos dicen que hay que unirnos “contra el golpismo”, contra la reacción que quiere “retroceder” frente a “todo” lo obtenido. Les encanta poner todo en términos de progreso, e incluso los pseudo-revolucionarios nos hablan de que la democracia nos permite “mejores condiciones para luchar” y es necesario conquistar y defender las libertades democráticas. Mientras tanto, es cada vez más evidente como este ideal es utilizado para mantenernos a raya, para limitar e institucionalizar nuestras luchas, para que no nos salgamos de las estructuras del Estado, de sus partidos y sindicatos. Para que sigamos con esa lógica del mal menor y del progreso, dejando para nunca más una ruptura de fondo con la sociedad actual.

Así es como en la región argentina, con un gobierno progresista y una izquierda que crece, tenemos cada vez más asesinatos en manos del Estado y mientras tanto una paz social que asusta. En Paraguay, el democrático gobierno de Lugo militarizó el país en los últimos años justificándose con la supuesta amenaza del Ejército del Pueblo Paraguayo, y ahora resulta que todos debemos apoyarlo contra una “dictadura parlamentaria”. Así como el año pasado en Egipto, el ex-presidente Mubarak pasó de ser un democráta a un dictador en cuestión de semanas, justificando la intervención militar para contener las revueltas.

No solo nos siguen reprimiendo y matando “en democracia”, sino que lo hacen en nombre de ella. No es menor esta cuestión de la “dictadura parlamentaria” como algunos llaman al actual gobierno paraguayo. Este nuevo híbrido de la ideología burguesa demuestra hasta dónde puede llegar la utilización de la falsa oposición entre dictadura y democracia.

El capitalismo es siempre dictatorial. La producción es determinada por la ganancia y no por las necesidades humanas. Es la dictadura del Capital sobre la vida.

A su vez el capitalismo es siempre democrático. Son las mercancías quienes nos democratizan. Su circulación nunca se detiene y a su paso nos iguala como compradores y vendedores, nos reduce a nosotros mismos a mercancías, y conduce a la miseria a quienes no tengamos que vender más que nuestro cuerpo. Nos da la libertad de consumir, o lo que es lo mismo, de trabajar (si podemos) o morir de hambre. Esa es la esencia de la democracia, esas son su libertad y su igualdad, y sobre ellas se establecen todos sus derechos y obligaciones.

Pueden cambiar algunas reglas pero el juego es siempre el mismo: el del trabajo asalariado, la propiedad privada y el Estado.

No decimos todo esto por una mera cuestión de definiciones o para ser especialistas del análisis político. Lo hacemos para desnudar la confusión que hace que nos sintamos más a gusto cuando nos dan palos gobiernos parlamentarios, y para que los defendamos cuando otro sector de la burguesía les quiera sacar el poder. Pero por sobre todo sirve para que nunca podamos imaginar algo por fuera de la democracia, del orden actual.

Es por eso que frente a toda especulación nuestra lucha es y seguirá siendo contra la dictadura democrática del capital.

DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA

Pues bien, después del pedido de los progres durante estos años, el sueño se les hizo realidad. Sacaron a Julio Argentino Roca del billete de $100. Pero ahora quien ilustrará tan noble divisa, que a decir verdad cada vez vemos menos, no será Juana Azurduy, ni Piazzola o Yupanqui, nombres que se venían barajando en este “interesantísimo” debate. No, la elegida fue la Jefa Espiritual de la Nación, Eva Duarte de Perón, Evita para los amigos. El argumento principal para sacar la cara de Roca es el respeto hacia los pueblos originarios, aunque analizando mínimamente la historia esta elección se derrumba. Suponemos que tardaron tanto en elegir contando la cantidad de víctimas, no sabemos bien si por cabeza o litro de sangre...

Durante el primer peronismo, donde Eva Duarte fue el motor principal, se llevaron a cabo dos sucesos que marcaron con represion y lágrimas la lucha indígena: la Masacre de Rincón Bomba y la represión al Malón de La Paz. Brevemente: entre el 10 y el 16 de octubre de 1947 fueron masacradas a metrallazos unas 500 personas de la etnia pilagá después de haber sido estafadas en su trabajos como peones en los ingenios azucareros de Patrón Costas en El Tabacal, Salta. La matanza sucedió en el paraje Rincón Bomba, cercano a Las Lomitas, Formosa. Es el mayor genocidio indígena en el siglo XX argentino.
Por otro lado, el Malón de la Paz fue una marcha de los collas del NOA, partiendo de Abra Pampa, Jujuy, el 15 de Mayo de 1946, a la que se le fueron uniendo más personas en Tucumán y Salta. El objetivo central era la restitución de las tierras. Llegaron a lomo de mula a Buenos Aires el 3 de Agosto. Fueron recibidos por todo el pueblo porteño con gran entusiasmo. Una vez en esa ciudad, el mismo Perón los recibe y son alojados en el Hotel de Inmigrantes. La ilusión de obtener sus tierras otra vez, se truncó cuando el 27 de Agosto la Prefectura entra al Hotel a puro gas lacrimógeno y garrote, subiéndolos a la fuerza al tren rumbo a Jujuy y tirándolos como basura casi en la frontera con Bolivia. Nos cuenta el historiador Marcelo Valko: “y allí los capangas haciendo chasquear sus látigos decían: acá está la tierra que querían indios de mierda”. Unos días después, “el primer trabajador” declaraba que la marcha no representaba a los indígenas del NOA y que muchos habían nacido en el norte de la provincia de Buenos Aires.

A pesar de haber honrado a la patria de esta manera, Evita no logró superar al inigualable Julio en esto de explotar y asesinar indígenas... pero queremos que quede bien claro lo siguiente: mañana en el billete de 100 puede estar el mismísimo Bakunin o Bob Marley, no importa. Nuestra lucha es por un mundo sin dinero.

ROSARIO SE PONE LA GORRA

La Municipalidad de Rosario en otro atropello descarado a la libre y anónima circulación por la ciudad, obligará a los usuarios del transporte urbano de pasajeros a “personalizar los plásticos”. Es decir, que de ahora en más, y en vías de anular las tarjetas de papel, las nuevas “tarjetas sin contacto” deberán estar registradas por el Estado con nombre completo y DNI. En caso contrario, proximamente estas dejarían de funcionar.
Desde hace unos meses, con la excusa de proteger al usuario se ofrecía un nuevo servicio: personalizar tu tarjeta, entonces en caso de robo la carga de la tarjeta robada se transfería a la nueva, previo pago nuevamente de los $8 que sale aquel plástico naranja. Sin la obligación se logró que 20.000 de las más de 160.000 tarjetas vendidas sean registradas. De ahora en más es obligatorio.
A las largas esperas en las esquinas, un boleto carísimo que no distingue entre trayectos cortos y trayectos más o menos largos, y al viajar como ganado en horas pico se le agrega el control de nuestros movimientos. En breve podrá trazarse un mapa de nuestros rutinarios desplazamientos y señalar a quién se salga de su trayecto cotidiano.
En la calle se escucha “estos quieren controlar todo”, pero no se llega a dimensionar la gravedad del hecho, porque “yo no hago nada malo”. Lástima que nunca se sabe cuando hacemos “algo malo” a los ojos del Estado y sus funcionarios. La gran mayoría de los involucrados en las luchas de nuestra historia, no imaginaban tiempo antes donde se encontrarían. Desde las grandes represiones a obreros de principios de siglo pasado a los fichajes y persecuciones a los “ambientalistas” de Famatina; personas del común, que las necesidades más vitales los han llevado a tomar su propia vida en sus manos. Si no paramos todas estas agudizadas herramientas de control será cada vez mas difícil revelarse contra el poder dominante y sus atropellos.
Pero no debemos alarmarnos, los rosarinos tenemos la bandera más larga del mundo y las estadísticas siguen demostrando la enorme superioridad de los silenciosos heridos por accidentes de tránsito frente a las víctimas de robos. Seguimos bien mientras nos distraigamos con nacionalismo y “la inseguridad”.

MEMORIA: A 76 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN ESPAÑOLA

Durante el mes de julio de 1936 comenzará en la región dominada por el Estado español una Revolución que marcará un antes y un después en la historia del proletariado internacional. El 19 de dicho mes, amanece con una huelga general declarada por la CNT (Confederación Nacional del Trabajo) de tendencia anarcosindicalista, y la UGT (Unión General de Trabajadores), socialdemócrata, en respuesta al levantamiento militar iniciado días atrás, encabezado por Francisco Franco, y secundado por el clero, latifundistas, y partidos de derecha.
La respuesta de los trabajadores fue contundente: comenzaron a saquear depósitos de armas, armerías, y a levantar barricadas en las cercanías a los destacamentos militares de las ciudades. A la vez se constituían Comités de Defensa en los barrios, para evitar la expansión de la sublevación militar.
En vastas regiones se colectivizaron campos, fábricas y talleres, se desarrollaron nuevas experiencias educativas, se repartieron o destruyeron los tesoros de las iglesias, se acabó con la prostitución, se despenalizó el aborto y hasta llegó a abolirse el dinero. Demostrando así el aspecto de resistencia frente al totalitarismo, pero también de creación de nuevas relaciones sociales.
La embestida constante de Franco, apoyado por Hitler y Mussolini, fue secundada por la acción del Partido Comunista Español, asesinando revolucionarios y preparando la traición desde la retaguardia, bajo las estrictas ordenes de Moscú. Pese a la indiferencia mundial frente a la contienda ibérica, la lucha de los obreros, los campesinos y los explotados en general en España persistió arduamente, resistiendo al avance del fascismo.
Estas mujeres y hombres demostraron con sus actos que, mediante la libre asociación y la autoorganización, es posible una sociedad sin explotadores ni explotados. Las experiencias de las colectivizaciones en los campos de Aragón, la socialización de las industrias en Cataluña, son claros ejemplos de que no necesitamos delegar en ningún representante, ni en burgueses que vivan a costa de nuestro sudor.
En nuestra biblioteca contamos con gran cantidad de libros y material audovisual sobre este tema.

¡LA BIBLIO SE MUDA!

Estimadas socias, socios y afines:
Como algunos ya sabrán, nos encontramos en la finalización del contrato de alquiler del local donde ahora se encuentra la Biblioteca y el Archivo Histórico Social. Al no llegar a un acuerdo con la inmobiliaria, no tenemos más opción que mudarnos, con todos los trastornos, desafíos y también nuevas posibilidades que esto alienta.

El monto que ahora nos exigen, los impuestos y servicios no nos permiten mantener un alquiler en la zona donde nos encontramos actualmente, que puede considerarse más accesible a las personas que viven en diferentes puntos de la ciudad. De todos modos la biblioteca jamás se planteó privilegiar una zona o un barrio en particular, siempre está y estará abierta a personas con curiosidad, con ganas y con deseos de transformar este mundo.

Por lo tanto estaremos suspendiendo la atención de la biblioteca a partir del Jueves 16 de Agosto, para volver a abrir en Septiembre, retomando el ritmo habitual de la Biblioteca y Archivo Histórico Social y sus actividades.

Invitamos entonces a la inauguración del nuevo local el Sábado 1° de Septiembre a las 17 hs en Carriego 1158 (esquina de Carriego y Marcos Paz). Los esperamos en esta nueva etapa del proyecto.
¡Salud y anarquía!
Miembros de la Biblioteca y Archivo
Histórico Social “Alberto Ghiraldo”

Poner pie en la playa virgen, agitar lo maravilloso que duerme, sentir el soplo de lo desconocido, el estremecimiento de una forma nueva: he aquí lo necesario. Más vale lo horrible que lo viejo. Más vale deformar que repetir. Antes destruir que copiar. Vengan los monstruos si son jóvenes. El mal es lo que vamos dejando a nuestras espaldas. La belleza es el misterio que nace. Y ese hecho sublime, el advenimiento de lo que jamás existió, debe verificarse en las profundidades de nuestro ser. (“El esfuerzo”, Rafael Barrett)

viernes, 11 de mayo de 2012

PATRIOTISMO: UNA MENTIRA CON POCA NAFTA

El mediatizado caso de YPF ha puesto nuevamente en escena el circo que, a falta de pan, quiere confundirnos otra vez con chauvinismos y patriotismos, que caen como pesados bloques a imponernos su cotidiana brutalidad.
A ninguno de nosotros nos cambia la vida que ahora YPF vuelva a ser argentina o que sea española. Mañana nos tendremos que levantar nuevamente a trabajar y tendremos que ver cómo hacemos para pagar los productos que necesitamos, que continúan siendo distribuidos “gracias” a los combustibles fósiles. Haremos malabares para pagar el boleto del colectivo y sus sucesivos aumentos. El trabajador de YPF seguirá siendo explotado. Y el medio ambiente seguirá siendo destruido por la petrolera.
Seamos claros, nadie robó nada. El Estado argentino vendió de manera clara y legal YPF a Repsol durante el primer gobierno de Carlos Menem. Venta que fue apoyada por “Él” junto con la actual presidenta y muchos otros de los oficialistas de hoy. “Los gallegos” no robaron nada, se hizo un negocio capitalista con todas las de la ley.
En medio de una crisis que ya se pronuncia sale el viejo truco de “expropiar al imperialismo lo que es nuestro”. En primer lugar, expropiar es tomar algo por la fuerza, no comprarlo y convertirlo en una empresa mixta.
Pero, si lo que queremos es terminar con la explotación, no se trata de buscar lo “mejor posible” dentro de los límites de la sociedad actual, sino de borrar estos límites definitivamente. Todo progreso pensado en términos económicos, debe ser entendido como lo que es, un progreso del Capital y no de la humanidad. Como toda propiedad del Estado no es de aquellos que habitan entre sus fronteras. Ya con suficiente miseria y sufrimiento hemos pagado los versos de las estatizaciones, los “gobiernos de los trabajadores” o las “redistribuciones de la riqueza”. ¿Tanto nos cuesta comprender los estrechos límites de la economía nacional? ¿Tan difícil es entender la necesidad de superación?
Si existe una barrera esencial para esta incomprensión es la farsa de la patria. En el caso de quienes padecemos bajo el Estado argentino, Mayo y Junio son meses significativos en el calendario patriótico. 25 de Mayo, conmemoración del Primer Gobierno Patrio; 14 de Junio, Rendición en Malvinas y fin de la Guerra; 20 de Junio, Día de La Bandera. Por eso en estas fechas y con la discusión de YPF que nos invade a diario nos propusimos contrarrestar con un poco de historia tanta propaganda patriótica.
La República Argentina es, como cualquier Estado, una institución genocida. Una maquinaria que se basa en el asesinato, la coacción masiva y el terror para optimizar el funcionamiento de aquellos que nacimos dentro de su territorio en favor de la burguesía. Si hoy no es expansionista es porque no tiene la capacidad técnica y económica para hacerlo como lo ha hecho tantas veces en su historia y como aún lo hacen otros Estados.
Yendo a sus inicios, el Estado Argentino desciende del Virreinato del Río de la Plata, territorio denominado Provincias Unidas del Río de La Plata, luego de la independencia de 1816.
Mal que le pese a los nacionalistas, la independencia de las colonias españolas en América fue gracias al total apoyo que les brindó el Reino Unido de Gran Bretaña a fin de poder instaurar de manera segura y definitiva el sistema capitalista y el libre comercio. La naciente burguesía argentina y la burguesía británica fueron las impulsoras de todo esto como socios de mercado.
“Nuestra Patria” actual empieza a conformarse con la Guerra del Paraguay o de La Triple Alianza. Argentina, Uruguay y Brasil aliados con Gran Bretaña invaden y destruyen para siempre a Paraguay, teniendo como bandera el libre comercio, la libre navegación de los ríos, y los empréstitos ingleses para financiar la guerra. Paraguay constituía en ese entonces el principal competidor de Inglaterra en la región siendo el país más industrializado de América. Se exterminó a más de un 80% de la población y solo bajo la bandera argentina cayeron asesinados 300.000 paraguayos anexando al país la actual Formosa.
Los “patriotas” que fueron a pelear por “la libertad” marcharon obligados con los pies engrillados.
Argentina anexó la Patagonia y el Gran Chaco después de sucesivas guerras a los pueblos originarios de esas regiones. En 1878 empieza la estocada final a los pueblos patagónicos con la llamada “Campaña del Desierto”, que terminará simbólicamente el 25 de Mayo del año siguiente izando la bandera argentina a orillas del Río Negro, en las proximidades de la actual Bariloche. Finalizará concretamente el 1° de Enero de 1885 con la rendición del lonko Sayhueque y su comunidad, en la ciudad de Viedma.
En 1880 comienza la matanza en el Norte con la “Conquista del Chaco” contra los Qom, Wichis y Mocovíes, guerra que durará hasta entrada la década del 20 del siglo XX. Ésta permitirá el mejor control estatal del norte de Santa Fe, este de Santiago del Estero, y las actuales provincias del Chaco y Formosa.
Y detrás de todo esto, la necesidad de afianzar el trabajo asalariado y la privatización de la tierra.
Los mapuches y tehuelches junto con los soldados llevados por la leva, terminaron sus días como miserables peones rurales de los nuevos territorios conquistados, ahora en manos de la oligarquía argentina y británica. Lo mismo pasó en el Gran Chaco. Qom, Wichis y Mocovíes junto con los criollos terminaron como hacheros, carreros u obreros en los talleres de la explotación maderera que se impulsó en la provincia de Santa Fe, junto con el capital británico.
Ambas regiones tendrán sendas explosiones de rabia proletaria a comienzos de la década del 20, las más radicales aún hoy, donde la Revolución Social era la perspectiva para salir de tanta miseria.
Ambas fueron brutalmente reprimidas por el demócrata Hipólito Yrigoyen y su ejército.
El mismo ejército que nos aplastaría la cabeza con 6 gobiernos de facto durante todo el siglo XX, teniendo otra vez como objetivo el afianzamiento del capital en el territorio asesinando a mansalva a todos aquellos que se oponían firmemente al perverso sistema. 5.000 con Uriburu. 30.000 con Videla y compañía.
En los casi 30 años de democracia ya son más de 3000 los asesinados por el aparato represivo del Estado Argentino. Así y todo, el 20 de Junio se desplegará nuevamente en Rosario la bandera nacional más larga del mundo que a tantos infla de orgullo. Bandera que casualmente fue elaborada durante toda la última década con aportes de miles de argentinos, mostrando también la utilidad del sentimiento patriótico en los tiempos de crisis. Por eso patrones, políticos, policías y militares, cantan el himno emocionados y nos hablan de la defensa de la patria. La tarea es, entonces, empezar a reconocer esta farsa. No hay intereses nacionales para el proletariado. El Estado NO somos todos. Son solo ellos. Y contra ellos estamos.

MEMORIA: EL PRIMER ACTO DEL 1° DE MAYO EN ROSARIO Y VIRGINIA BOLTEN

El 1º de Mayo es una fecha emblemática para los oprimidos, humillados y ofendidos de la Tierra. En esta fecha de 1886 los trabajadores de EE.UU., muchos en las filas anarquistas, realizan una huelga general, acordada el año anterior, en reclamo de las 8 hs. de trabajo. Como consecuencia de esta acción, el 20 de agosto de 1886 la justicia burguesa condena a ocho trabajadores a la horca. A partir de este momento y en todo el mundo esta fecha se convirtió en un día de lucha y solidaridad.
En el año 1890, se realizaron simultáneamente actos en Chivilcoy, Bahía Blanca, Buenos Aires y Rosario. En esta ciudad, la plaza López fue el lugar elegido para la concentración del primer acto conmemorativo del 1º de Mayo. Ese día desde las 11hs los manifestantes se fueron acercando al lugar, portando carteles “negros con letras rojas”, uno de ellos con la inscripción: “1º de Mayo de 1890 - Fraternidad Obrera Universal”, llevado por Virginia Bolten. La columna de 1.000 manifestantes, partió custodiada por seis bomberos a caballo con sus Remington. Algunos de los grupos que promovieron y participaron del acto fueron: El Errante, Náufragos de la Vida, El Vencedor Cosmopolita y La Venganza Será Terrible, entre otros. Por la lluvia la manifestación tuvo que cambiar el recorrido original  y tomar por la calle Comercio (Laprida) hasta Mendoza, luego siguió por la calle Buenos Aires y desde allí hasta la plaza 25 de Mayo, cuyos contornos recorrieron siguiendo por Córdoba, San Martín, San Luis, Entre Ríos, hasta Urquiza, y se congregó en la quinta Hutteirnan. En ese sitio diversos oradores expresaron las demandas proletarias en varios idiomas. Para algunos investigadores fueron siete los disertantes, entre ellos Domingo Lodi, Juan Ibaldi, Guillermo Schutlze, Alfonso Jullen, Rafael Torrent, Paulino Pallas y Virginia Bolten.
Virginia Bolten fue una destacada militante anarquista. En 1896 editó La Voz de la Mujer, un periódico financiado con su trabajo como operaria de la industria del calzado. Constituido en el primer órgano informativo dirigido por mujeres para mujeres, su slogan era por demás de elocuente: “Ni dios, ni patrón, ni marido”. Pequeño, semiclandestino y efímero, su lema “Aparece cuando puede” habla de las dificultades para editarlo. Se publicaron sólo nueve números. En 1901 fue detenida por distribuir propaganda anarquista entre los trabajadores de la Refinería Argentina y fue testigo del asesinato de Cosme Budislavich. En 1904 se trasladó a Buenos Aires y formó parte del Comité de Huelga Femenino. El alzamiento cívico-militar del Partido Radical de 1905 fue el argumento para reprimir a las bases más combativas de los trabajadores. Aunque el anarquismo no participó en la revuelta, sus militantes fueron arrestados, perseguidos y hasta deportados. Bolten fue arrestada junto a su compañero uruguayo Márquez, quien sería expulsado a su país de origen. En 1907, Virginia participó en la huelga de inquilinos como parte del “Centro Femenino Anarquista”. Allí, fue detenida y se le aplicó la Ley de Residencia al hacerse pasar por uruguaya, lo que le permitió reunirse junto a su marido y sus pequeños hijos. Se radicó definitivamente en Montevideo donde vivió aproximadamente hasta 1960.

RESEÑA: ACTO ANARQUISTA EN ROSARIO

El pasado martes 1° de Mayo, se realizó, como es habitual desde hace ya varios años en la ciudad, el tradicional Acto Anarquista en la Plaza Montenegro, en conmemoración a dicha fecha. Más de un centenar de personas se dieron cita a esta jornada de reflexión y agitación, tan significativa para los explotados y oprimidos del mundo entero, que tiene una consigna invariante: “1° de Mayo Anticapitalista, Internacionalista y Revolucionario”.
Entre banderas negras y puestos de propaganda, se dio comienzo al acto con la intervención de un compañero de Buenos Aires, quien hizo un resumen del estado actual de los compañeros griegos presos y en huelga de hambre, como así también de los compañeros detenidos en Chile.
Posteriormente se sucedieron las oratorias de los compañeros, que giraron en torno a los orígenes del 1° de Mayo, continuando con la situación actual de tensión y descontento social a lo largo y ancho del mundo, para finalizar con una crítica concreta a este sistema de dominación y explotación que es el capitalismo, y su guardián el Estado. Finalmente, con las estrofas de “Hijos del Pueblo” se dio por terminado el acto, que se desarrolló en un ambiente cálido y fraterno. Desde aquí nuestro saludo a todas y todos los que asistieron y participaron: ¡Nos vemos en las calles!
¡Viva el 1° de Mayo!
¡Viva la Anarquía!

ROSARIO SE PONE LA GORRA

A las más de 100 cámaras vigilantes dispuestas por la ciudad (ver nros. anteriores), se suma ahora la salida a la calle de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) para “combatir la inseguridad”. También, se suben policías al transporte público y la lista sigue y sigue... Sigue el narcotráfico, la trata de personas y la propiedad privada para justificar la existencia de estos tentáculos del Estado. Santa Fe tiene el orgullo de ser la policía más asesina del país, con uno de cada tres efectivos con denuncias de corrupción, ¡y vamos por más! Desde Rosario, aportaremos nuestro granito de arena para mantener dicho título.

miércoles, 21 de marzo de 2012

EL CAPITAL O LA TIERRA

Ya desde el 2004 se realizan en las sierras de Famatina -norte de La Rioja- investigaciones por parte de Barrick Gold Corporation, buscando diversos minerales, en especial oro. La respuesta de los pobladores existe desde el mismo momento, acusando a la empresa de liberar, mediante explosiones mineras, metales pesados como arsénico y plomo, entre otros, afectando negativamente el ecosistema para siempre ya que estos metales pesados quedarían depositados en diques, contaminando el agua aún después de cerrada la mina.

A mediados de 2011 la empresa Osisko adquirió el desarrollo del Proyecto Famatina.
Este proyecto cubre 40 km cuadrados de una zona rica en oro, con una reserva probada y probable de 8.97 millones de onzas de oro. Poco importa si estas empresas son de Canadá, Argentina u otro país, la naturaleza no tiene fronteras así como la clase dominante que destruye el planeta tampoco la tiene. Si se queda el dinero en el país o "se lo llevan", poco cambiaran nuestras vidas de trabajadores o desocupados. Nosotros tampoco tenemos patria; los explotados, oprimidos y contaminados de todo el mundo son nuestros hermanos y los responsables de este sistema mundial vengan de donde vengan o vayan a donde vayan son un obstáculo para una vida que puede ser mejor, aunque nos digan que todos somos “ciudadanos” o “argentinos”.

Al grito de "El Famatina no se toca" y de "Agua sí, oro no", una gran cantidad de personas, organizadas en asambleas, vienen realizando un corte permanente en el camino de entrada de la mina “La Mejicana” en el cordón montañoso de Famatina, para bloquear la entrada a la empresa Osisko, impidiendo así el comienzo de las operaciones de exploración.

“En la figura que se llama oximorón, se aplica a una palabra un epíteto que parece contradecirse; así los gnósticos hablaban de una luz oscura; los alquimistas, de un sol negro” manifestaba Jorge Luis Borges en “El Zahir”. A los “oximorones” presentados por Borges podríamos agregarle “Capitalismo Sustentable” o “Inteligencia Militar”. Quedémonos con el primero.

La producción capitalista es intrínsecamente depredatoria con el medio en que se desarrolla. Desde la génesis misma de este sistema perverso, la explotación de elementos naturales tenidos en cuenta como meros “recursos” (carbón, caucho, petróleo entre los primeros) es una constante que arrasa biodiversidad por doquier.

Desde hace alrededor de 30 años surgieron las primeras voces alertando sobre la vía hacia al colapso que significaba la continuidad del capital; pacifistas, liberación animal, movimiento antinuclear, ecologistas en general, dieron el primer paso para una problemática que pronto tuvo que integrar la discusión revolucionaria. Si hace 30 años se decía que el mundo y su diversidad natural y cultural iban camino hacia a la destrucción, hoy ya la estamos viviendo.

En la región argentina, como país casi exclusivamente agroexportador, la modificación de biomas ha sido constante desde finales del siglo XIX. La región pampeana ha sido modificada en más de un 90% como causa de la explotación agropecuaria. Desde los años del menemismo la introducción tecnócrata al agro argentino llevó además a un nuevo monopolio sobre la tierra, esta vez no solo en manos de familias oligárquicas sino también con grupos económicos multinacionales como Monsanto o Dreyfuss imponiendo el cultivo de soja transgénica donde estas empresas proveen desde la semilla al glifosato, que envenena yuyos indeseables así como millones de seres humanos en la región argentina que mueren de cáncer. Desde hace alrededor de 10 años, además de la región pampeana, se incluyó la zona del monte santiagueño y la selva de las Yungas en el Chaco Salteño al proceso de sojisación arrasando millones de hectáreas de selva de una de las regiones con mayor biodiversidad de Sudamérica además de expulsar a campesinos, criollos e indígenas, que practican -o más bien practicaban- una explotación agraria a pequeña escala y sin perjudicar de manera significante el medio natural. 200 millones de litros de glifosato son vertidos por año en toda la región sojera.

Los montes y selvas del Litoral tampoco se han salvado. La provincia de Santa Fe perdió más de 100.000 hectáreas de sus bosques en los últimos 15 años, aumentando la cantidad de casos de cáncer en sus habitantes. Niveles alarmantes. La provincia de Misiones de la mano de la explotación maderera, en muchos casos ilegal, es decir el llamado tráfico de maderas, perdió casi el 50 % de su selva lluviosa. Esto, en consecuencia, lleva a aumentar los cordones de pobreza de la región metropolitana donde estos habitantes llegan a vivir de la dádiva estatal, de la prostitución, o del cirujeo aumentando la marginalidad que luego es reprimida.

En la región del Perú desde 2009 cientos de miles de personas enfrentan la explotación de la Amazonía y por su condición de explotados indígenas fueron tratados por su presidente de “ociosos que piensan llevarnos a la irracionalidad y al retraso primitivo”, lo mismo que dicen los burgueses de todo el mundo cuando el proletariado defiende la vida contra el avance capitalista. Pareciera que hay que progresar a toda costa, aunque nuestra vida se vaya en ello. Así y todo actualmente en todo el cordón cordillerano que va de Neuquén hasta Jujuy se han levantado miles de personas en contra de la megamineria. Pocas veces es tan patente el antagonismo extremo entre el Capital o la Vida. Imaginemos si no dejaríamos instalar estas máquinas de muerte en ninguna parte aunque sea una “megamineria saludable”. Porque no queremos morir de cáncer por tomar agua contaminada con plomo y cianuro o que las tierras terminen yermas y deshabitadas.

La obsecuencia oficialista que puso el grito en el cielo por las papeleras en Gualeguaychú ahora sale a justificar el genocidio por envenenamiento que su gobierno quiere llevar adelante. La oposición que hace la vista gorda con situaciones iguales de graves en otras partes, toma la bandera de Famatina. La miseria del progresismo y la izquierda propone la nacionalización de las mineras o en el mejor de los casos la “gestión obrera”. Parecen no entender que el envenenamiento y la destrucción ambiental provocada por el capitalismo seguirán por más que icen el trapo celeste y blanco todos los días o las montañas sean reducidas a polvo “bajo control obrero”.

Cada fracción burguesa intenta competir en función de su interés particular, pero para nosotros se trata de la calidad de vida en este planeta. La lucha antiminera es una lucha legítima contra el Capital y si no se deja seducir con los cambios para-que-nada-cambie, recuperaciones o reformas, se profundizará siendo la negación a todas las formas que este puede tener. La llamada “megaminería” o demás desastres naturales motivados por la codicia y el progreso capitalista no son anomalías o hechos aislados, son la vía correcta que toma la ganancia sobre la vida.

No es no. Es la lucha por vivir.

MEMORIA: LA INSURRECCIÓN DE BARRANCAS

Las revueltas obreras que se desataron a partir de 1919 en el Chaco Santafesino contra la empresa maderera La Forestal tuvieron en vilo a todo el proletariado argentino. Al pago con vales, torturas y explotación a destajo se interpondrían las huelgas, sabotajes y enfrentamientos armados en los montes. Para muchos, estos hechos, junto con la insurrección de los trabajadores de los talleres Vassena en Buenos Aires, conocida como “La Semana Trágica”, eran el comienzo de la Revolución Social en Argentina. Cientos de militantes subían el Paraná para sumarse a la agitación obrera cada vez más radical. Aquí en Rosario, en Buenos Aires o en Posadas, las acciones, huelgas y mitines se multiplicaban.

A 80 kms. al norte de esta ciudad se encuentra el pueblo de Barrancas contando hoy con 7000 habitantes aproximadamente. En 1920 era un caserío alrededor de las vías del tren que se vería sacudido de su modorra provinciana por la actividad solidaria de los trabajadores. El 2 de marzo de ese año, unas 40 personas asaltaron y destrozaron comercios procurandose armas. A tiro limpio se enfrentaron con la policía reduciéndola, tomando la comisaría mientras algunos se encargarían de cortar las líneas telegráficas. Pero el objetivo principal no estaba cumplido. La información manejada por los rebeldes establecía que el tren pasaría transportando al “12 de Infantería” a las ordenes del hipócrita coronel Juan Domingo Perón para reprimir a los trabajadores de La Forestal. Así, con la fuerza de la solidaridad de clase torcieron las vías y a la hora señalada el tren terminaría descarrilado.

¿Qué pasó después?
Los bravos barranqueños fueron vencidos y 33 de ellos conducidos a la Cárcel de Las Flores en Santa Fe capital donde 31 pasarían 5 años y medio tras las rejas y los dos restantes, 8 años y medio. A instancias del oligarca local Waldino Maradona (hermano del notable medico Dr. Esteban Laureano Maradona) se crearía el Sindicato Unido de Estibadores, organización gremial concebida para ser adicta a la patronal y no generar ninguna interpelación al capital. A pesar de la represión después de estos hechos la praxis anarquista seguiría por lo menos 2 décadas mas a través de la Sociedad de Resistencia de Estibadores adherida a la F.O.R.A del V Congreso. Lamentablemente el tren descarrilado no transportaba a Perón y su tropa. Al contrario, los milicos harían sentir bien fuerte su mano asesina sobre los dignos insurgentes de La Forestal, provocando una masacre que, con toda la fuerza de la obsecuencia, la historiografía nacional no ha querido determinar el número de víctimas.

¡LA GALLE EN LA CALLE!

6 de Marzo de 2012
"El juez de ejecución penal me concedió la libertad condicional, gracias a todxs lxs compañerxs que lucharon por mi libertad durante estos 10 años, se terminó la pesadilla."
Karina Germano (La Galle)

CAMARAS

En La Capital del 29/02, se publica una nota que viene a “descubrir” lo que ya veníamos diciendo hace tiempo y publicamos dos meses antes. Lástima que se den cuenta con las cámaras ya instaladas... “Ahora Fein quiere cobrar más multas con las videocámaras de seguridad. La intendenta busca que el material captado permita sancionar todo tipo de faltas urbanas.
La oposición objetó el proyecto. Reclama regular los usos y denuncia afán recaudatorio. La intendenta Mónica Fein pretende utilizar el material registrado por las cien videocámaras de seguridad que este año tendrá la ciudad para labrar actas y cobrar multas. “Sería para toda infracción que se cometa en la vía pública, desde una falta de tránsito, cuestiones vinculadas con la basura hasta hechos de vandalismo”.”

RESEÑA: MOVIMIENTO ANARQUISTA EN URUGUAY

El pasado sábado 10 de marzo, se realizó en la Biblioteca la actividad titulada “Movimiento anarquista en Uruguay”, a cargo del compañero Pascual Muñoz, de dicha región.

En la misma, el compañero compartió con los asistentes la génesis, el desarrollo y la actualidad del movimiento obrero y anarquista en el Uruguay, comenzando con el surgimiento de la sección de la Asociación Internacional de los Trabajadores en Uruguay -alla por la década de 1870-; pasando por las heroicas huelgas de la Federación Obrera Regional Uruguaya a comienzos del siglo XX; hasta llegar a nuestros días, comentando sobre los espacios, agrupaciones y periódicos que actualmente forman parte de la agitación ácrata al otro lado del Río de La Plata.

La actividad gozó de una nutrida concurrencia que, tras finalizar la exposición del compañero -autor del libro “La primera Huelga General en el Uruguay. 23 de Mayo de 1911”-, compartieron diversas preguntas y reflexiones, generando la apertura a un interesante debate sobre la realidad social que se vive en ambos países y sus similitudes.
Informamos, por último, que se encuentran disponibles en nuestra mesa de publicaciones, periódicos editados en el Uruguay (Tierra y Tempestad, Anarquía y Ruptura), como así también el mencionado libro “La primera Huelga General en el Uruguay. 23 de Mayo de 1911”.

martes, 7 de febrero de 2012

SONRIA, LO ESTAMOS FILMANDO

Desde Mayo del 2011 en las calles de Rosario se han comenzado a instalar las prometidas cien “cámaras de seguridad”, principalmente por la zona comercial. Aunque hay cien más prometidas para los barrios que ya están a punto de instalarse.
El centro de monitoreo de estas cámaras está ubicado en la sede de la Guardia Urbana Municipal (GUM), de Richieri entre Montevideo y Zeballos. Los dispositivos, que grabarán durante las 24 horas, van a estar supervisados por “personal especializado” en una sala desde donde se operará por comando.
La gravedad del hecho ha pasado desapercibida y quien se inquiete con la noticia queda antes sus vecinos como paranoico, y no es para sorprenderse. El monitoreo de la vida cotidiana en los últimos 5 años es un hecho naturalizado por gran parte de la sociedad. Muchos veníamos siendo filmados en nuestros trabajos desde antes, “sonriendo” ante el “lo estamos filmando” de supermercados y comercios, y ofreciendo nuestros gustos y privacidad gratuitamente en el Facebook para actuales estudios de mercadeo. Además de dispositivos que por carecer de imagen no carecen de esta condición de monitorearnos: los teléfonos celulares con o sin su Gps, donde se nos puede localizar en cualquier momento. No es de extrañar entonces que el entretenimiento de los últimos años halla sido un programa como “Gran hermano” donde un grupo de personas es filmado las 24 hs del día, a lo que ahora se suman programas más miserables donde se muestra el contenido de los centros de monitoreo antes nombrados, pero del conurbano bonaerense. Allí se exhiben imágenes de situaciones que suceden en plena calle, y el canal de televisión en cuestión se escuda expresando que esas imágenes pueden ser emitidas porque eso sucede en el espacio público y no en el hogar de las personas filmadas.
Presentado de esta manera, podría parecer un plan orquestado y planeado de antemano por la clase dominante. No es la intención, la tecnología avanza en función de las necesidades de los burgueses y no es de extrañar que estos las aprovechen lo mejor posible y luego las democraticen, en todo el sentido de la palabra, para que las utilicen todos aquellos que tengan posibilidad de pagarlo o conseguirlo al precio que sea.
Se debe economizar la represión, unas potentes cámaras pueden ahorrar en gastos de movilización de fuerzas policiales y su correspondiente “costo político”.
En esto no puede dejarse pasar la oposición de Apropol (Asociación Profesional Policial de Santa Fe) a la colocación de cámaras, con un discurso en defensa de “los derechos y libertades” en el cual llegan a citar hasta a Noam Chomsky (¡!), estos perros guardianes hambrientos de sindicalizarse temen perder el monopolio de la violencia y el control, y deben temer también ser vigilados en sus excesos y sus “cobranzas”.
El Estado que antes se encargaba de garantizar el disciplinamiento hoy también se encarga del control. Y en materia de control están de acuerdo el Partido Socialista, el gobierno K y sus jóvenes militantes, los alfonsinistas, el ARI o el PRO, que viene instalando cámaras en Buenos Aires con gran interés en los ámbitos donde se mueven los jóvenes: boliches, zonas de bares y hasta escuelas, para que no se le escape nada en la próxima toma realizada por los estudiantes. Ya estarán tomando nota los socialistas locales, para prevenir las posibles revueltas estudiantiles en la ciudad.
Entre otras cosas, tristemente debemos constatar que estas cámaras son pedidas por los mismos vecinos de los barrios, esperando ingenuamente que esto termine con los robos y la violencia en las calles. Ignorando, por comodidad, que en cada salidera bancaria, cocina de droga, arrebatos y hasta en la trata de mujeres y niños, se encuentra la institución policial, y esto es constatado hasta en la prensa y en los Juzgados. Los mismos datos oficiales revelan que “sólo uno de cada diez crímenes del año se produjo en ocasión de robo”, el resto son “ajustes” “crímenes pasionales” y reyertas familiares, más los casos de “gatillo fácil” que no van a contarnos ni van entrar en las estadísticas como lo que son, así como tampoco van a contarnos cuáles son las verdaderas causas de este triste modo de vida que llevamos.
Los buenos ciudadanos preocupados por su bolsillo, vigilantes y vigilados de sus propios vecinos en una enfermiza sospecha mutua, no han reparado que más que los temidos negros y delincuentes, a quienes culpan de sus propias desgracias, las cámaras en cada sitio que fueron colocadas han servido para controlar los a ellos y agrandar la recaudación gubernamental, por medio de multas. Multas por sacar la basura a deshora, por estacionar mal el auto, etc., etc., y la Municipalidad de Rosario es experta en el tema de la recaudación, y como todo gobierno es experto en brindar soluciones que no solucionan nada. La cuestión de la “inseguridad” no puede tratarse tan a la ligera, ni solucionarse con respuestas técnicas, y es que antes hay que ubicarla en el lugar que corresponde que no es el dado por los medio de comunicación y discursos electoralistas. Este tema es de gran utilidad para mantener el orden actual en el que seguirá existiendo aquello llamado “inseguridad”.
Confrontando las mismas estadísticas oficiales observamos que actualmente es mucho más probable que una mujer sea atacada por una persona de su entorno y en un lugar que frecuenta, que por un desconocido en la calle como intentan inculcar quienes aterrorizan a la población. No obstante puede suceder, y por ser minoritario un hecho no deja de ser importante, pero queremos evidenciar a quien le sirve aquel discurso de “te matan por un par de zapatillas” ocultando los restantes problemas sociales y sus verdaderos orígenes. El delito no es una falla del sistema capitalista es un aspecto inseparable, que no sólo justifica estos accionares represivos y de control sino que canaliza una serie de negociados que de otra forma sería imposible llevar adelante y dejan más dinero que los comercios legales. Tráfico de drogas, armas, trata de personas y mercado negro son los principales ingresos para la burguesía mundial y dinamizan otros negocios legales como el turismo o la industria del entretenimiento, entre otros.
Nuevamente nos encontramos con un gran problema, un “pequeño detalle” es inseparable del sistema que lo contiene, es un detalle si, pero a sus vez está impregnado y enredado con el resto.
Alguna vez saldremos a la calle entonces masivamente con nuestros vecinos a hacer marchas luego de un asalto, a causa de un joven desesperado o de un gobernante angurriento, pero no para pedir mas policías, juicios o cámaras que nos filmen, sino para protestar contra un modo de vida que nos reduce a cosas, que nos iguala a una máquina, a una transacción o un par de zapatillas.

MEMORIA: JOAQUIN PENINA

¡Viva la Anarquía! Fue su último grito. Al instante, una serie de descargas por parte del escuadrón de fusilamiento destrozarían el pecho de aquel albañil catalán. Un último tiro de gracia del subteniente Rodríguez definiría su suerte.
Joaquín Penina caía muerto la noche del 10 de septiembre de 1930 en manos del régimen cívico-militar encabezado por Uriburu y Agustín P. Justo, convirtiéndose así en el primer caso de desaparición forzada en Argentina. Este accionar, décadas más tarde, sería retomado de manera sistemática por el régimen de Videla y compañía.
Penina cruzó el Atlántico, de España hacia Rosario, en 1925. Proveniente de una pequeña aldea llamada Gironella -ubicada en la provincia de Barcelona- rápidamente tomó contacto con sus compañeros de ideas y consiguió trabajo como albañil. Adhirió al movimiento de la F.O.R.A., participando activamente de la Federación Obrera Local Rosarina (adherida a ésta), en la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios. También llevaba a cabo una ardua actividad propagandística, distribuyendo libros, periódicos y folletos, que casi siempre pagaba con sus pequeños ahorros, y los regalaba o vendía a precios mínimos.
A escasos días de estallar el golpe de Uriburu, el joven catalán es detenido junto con su compañero de vivienda, Victorio Constantini, siendo trasladados ambos al Departamento de Policía. Allí, horas más tarde se sumará otro detenido, Pablo Porta, que había acudido a la casa de Penina, siendo atrapado por la policía cuando se retiraba.
Porta y Constantini recuperarían su libertad, pero Penina no correría la misma suerte. Allí se lo acusa de escribir y repartir un folleto contra el gobierno militar, lo que significa, estando en vigencia la Ley Marcial, la pena de muerte. Así, horas después de su detención, sería transportado a las barrancas del Saladillo, donde se concretaría el cobarde acto perpetrado por el Ejército y la Policía.
El fusilamiento de Penina se encuadra en un contexto que marca el inicio en el país de una serie de dictaduras apoyadas por sectores burgueses, terratenientes, clericales y civiles. Marca también el comienzo de la decadencia del movimiento obrero revolucionario en la región, que empieza a ser subsumido por la participación política y el sindicalismo, que se manifiesta en la naciente Confederación General del Trabajo.
Recordamos a Penina por su honradez, su ética y su entrega al ideal ácrata. No es nuestra intención convertirlo en un mártir. Fue simplemente un joven proletario que pagó las consecuencias de su accionar revolucionario, sin arrepentirse. Y frente a la muerte, su eco repercute para llegar al oído de todos los rebeldes, en un grito supremo: ¡Viva la Anarquía!

SOBRE EL ASESINATO DE TRES MILITANTES DEL FRENTE POPULAR DARIO SANTILLAN


Extraído del boletín informativo nro. 641 de CORREPI (Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional) - correpi.lahaine.org
En la noche del año nuevo, tres militantes del FPDS, Jonathan Brasante, Claudio Suárez y Adrián Leonel Rodríguez, de 17, 19 y 21 años, fueron acribillados, en el Barrio Moreno de Rosario, por sicarios vinculados a barras bravas de fútbol y al narcotráfico. No es difícil advertir la mano de la policía santafesina detrás de estos asesinatos.
Como es común en estos casos, los medios de desinformación masiva, levantando la fuente policial, hablaron de “ajuste de cuentas” entre delincuentes, de enfrentamiento y de víctimas con antecedentes penales. En los barrios más populosos y pobres, de los que abundan en Rosario, son frecuentes este tipo de ejecuciones, luego presentadas como “ajustes” entre bandas.
Es innegable la vinculación de las barras bravas con la policía, que gerencia el delito en los barrios, y con los políticos y burócratas sindicales, que los utilizan como fuerza de choque.
En el Barrio Moreno tiene jurisdicción la Comisaría 15ª de Rosario, conocida porque en sus celdas, en 1996, los presos Acosta, Ramírez, Olivera, Comesaña y Bocutti murieron quemados y, porque Claudio Ramón “Caiola” Moreira, fue fusilado por un policía de esa dependencia mientras estaba tendido en el suelo.
Todo indica que los ejecutores son sicarios enviados por Sergio “Quemado” Rodríguez, traficante de cocaína desde hace 30 años, en el barrio La Tablada, en connivencia con la policía, que quiso vengar un ataque sufrido por su hijo Maximiliano a manos de otros barras bravas. Uno de los asesinos, que se encuentra prófugo, Ariel Sebastián “Teletubi” Acosta, estuvo involucrado hace años en el ataque contra un micro de Newell’s, donde murió Walter Cáceres, de 14 años, ataque que pudo realizarse gracias a las armas que proveyó un suboficial y, que fue organizado por el secretario de un comisario. Al otro prófugo, Damián “Damiancito” Martínez, le encontraron un chaleco antibalas en el allanamiento de su domicilio.
Es tan evidente la complicidad policial con las barras bravas, que el mismo gobernador “socialista”, Antonio Bonfatti, lo reconoció al declarar que “hay relaciones en las que es parte la policía, abogados penalistas, barras de fútbol y el narcotráfico”. Olvidó mencionar que los políticos y los burócratas sindicales utilizan a estos mercenarios como fuerza de choque.
Sin embargo, pese a este reconocimiento, su ministro de Seguridad, Leandro Corti, anunció mayor presencia de la policía en los barrios pobres, designados eufemísticamente como “zonas con altos índices de delitos”.