viernes, 11 de mayo de 2012

MEMORIA: EL PRIMER ACTO DEL 1° DE MAYO EN ROSARIO Y VIRGINIA BOLTEN

El 1º de Mayo es una fecha emblemática para los oprimidos, humillados y ofendidos de la Tierra. En esta fecha de 1886 los trabajadores de EE.UU., muchos en las filas anarquistas, realizan una huelga general, acordada el año anterior, en reclamo de las 8 hs. de trabajo. Como consecuencia de esta acción, el 20 de agosto de 1886 la justicia burguesa condena a ocho trabajadores a la horca. A partir de este momento y en todo el mundo esta fecha se convirtió en un día de lucha y solidaridad.
En el año 1890, se realizaron simultáneamente actos en Chivilcoy, Bahía Blanca, Buenos Aires y Rosario. En esta ciudad, la plaza López fue el lugar elegido para la concentración del primer acto conmemorativo del 1º de Mayo. Ese día desde las 11hs los manifestantes se fueron acercando al lugar, portando carteles “negros con letras rojas”, uno de ellos con la inscripción: “1º de Mayo de 1890 - Fraternidad Obrera Universal”, llevado por Virginia Bolten. La columna de 1.000 manifestantes, partió custodiada por seis bomberos a caballo con sus Remington. Algunos de los grupos que promovieron y participaron del acto fueron: El Errante, Náufragos de la Vida, El Vencedor Cosmopolita y La Venganza Será Terrible, entre otros. Por la lluvia la manifestación tuvo que cambiar el recorrido original  y tomar por la calle Comercio (Laprida) hasta Mendoza, luego siguió por la calle Buenos Aires y desde allí hasta la plaza 25 de Mayo, cuyos contornos recorrieron siguiendo por Córdoba, San Martín, San Luis, Entre Ríos, hasta Urquiza, y se congregó en la quinta Hutteirnan. En ese sitio diversos oradores expresaron las demandas proletarias en varios idiomas. Para algunos investigadores fueron siete los disertantes, entre ellos Domingo Lodi, Juan Ibaldi, Guillermo Schutlze, Alfonso Jullen, Rafael Torrent, Paulino Pallas y Virginia Bolten.
Virginia Bolten fue una destacada militante anarquista. En 1896 editó La Voz de la Mujer, un periódico financiado con su trabajo como operaria de la industria del calzado. Constituido en el primer órgano informativo dirigido por mujeres para mujeres, su slogan era por demás de elocuente: “Ni dios, ni patrón, ni marido”. Pequeño, semiclandestino y efímero, su lema “Aparece cuando puede” habla de las dificultades para editarlo. Se publicaron sólo nueve números. En 1901 fue detenida por distribuir propaganda anarquista entre los trabajadores de la Refinería Argentina y fue testigo del asesinato de Cosme Budislavich. En 1904 se trasladó a Buenos Aires y formó parte del Comité de Huelga Femenino. El alzamiento cívico-militar del Partido Radical de 1905 fue el argumento para reprimir a las bases más combativas de los trabajadores. Aunque el anarquismo no participó en la revuelta, sus militantes fueron arrestados, perseguidos y hasta deportados. Bolten fue arrestada junto a su compañero uruguayo Márquez, quien sería expulsado a su país de origen. En 1907, Virginia participó en la huelga de inquilinos como parte del “Centro Femenino Anarquista”. Allí, fue detenida y se le aplicó la Ley de Residencia al hacerse pasar por uruguaya, lo que le permitió reunirse junto a su marido y sus pequeños hijos. Se radicó definitivamente en Montevideo donde vivió aproximadamente hasta 1960.

No hay comentarios:

Publicar un comentario