sábado, 26 de enero de 2019

¿IDEOLOGÍA DE GÉNERO?

DESCARGAR EN PDF
Los sectores más reaccionarios de la sociedad argentina están insistentes con lo que han denominado, errónea, despectiva e inquisitorialmente, como “ideología de género”. Con esto, intentan atacar al movimiento de mujeres, las sexualidades que consideran disidentes, la educación sexual en las escuelas (o fuera de ellas) y cualquier expresión que atente contra su terrorismo normalizador, familiero y heterosexista. No entraremos en este artículo en las hipocresías cometidas por aquellos defensores de la familia, la heterosexualidad y la ley; pero sí intentaremos reflexionar sobre la reacción que se viene suscitando entre los sectores más retrógrados de la sociedad y la oposición a estos.

Ni el “matrimonio igualitario”, ni la aprobación del divorcio –en 1987– han sido un freno a la ganancia capitalista. De hecho, se han abierto nuevos mercados y mercantilizado más espacios sociales. El matrimonio homosexual finalmente ha sido autorizado, cuando la sociedad comprendió que la homosexualidad no era ninguna amenaza para el matrimonio, excepto para los valores innecesarios al capitalismo democrático moderno (que no reina en todo el planeta, eso está claro). Evidentemente, sigue siendo muy difícil ser homosexual en una ciudad pequeña o en algunos círculos, sean burgueses o proletarios. Pese a todo, el discurso oficial e incluso el gubernamental, así como la mayor parte de los medios de comunicación, celebran la igualdad, la apertura, las normas y el respeto a las diferencias. Y de pronto, son «los fachos» los que se hacen los inconformistas.(1)

Podemos suponer que se debe a que, en esta región, estos buenos conservadores solo conocen lo que el capitalismo ha sido hasta ahora: entre otras cosas, gracias al fundamentalismo familiar, la empresa religiosa, la división sexual del trabajo, el machismo y la educación antisexual sea estatal o privada. Por este motivo se aferran a ese ideal con uñas y dientes.

Esta disputa interburguesa entre conservadores y progresistas se ve teñida por el identitarismo tan caro a nuestra época. La derecha religiosa, los nostálgicos de los regímenes de corte fascista, presionan a sus propios rebaños a alinearse en torno a una identidad que traspasa los argumentos para ejercer control sobre sus súbditos, pero también para exhibir ese control ante sus adversarios. A los soldados que combaten por un ideal se les reparten insignias no se los incita a reflexionar.

El primer día de este año Jair Bolsonaro, nuevo abanderado de la reacción por estas tierras, asumió la presidencia del Brasil. Comenzó fuerte: «Vamos a unir al pueblo, a valorar la familia, respetar las religiones y nuestras tradiciones judeocristianas, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores». Y también vociferó que «Brasil volverá a ser un país libre de amarras ideológicas». Mientras que Damares Alves, pastora evangélica y actual ministra de la Mujer, Familia y Derechos Humanos, gritaba alegremente: «Atención, atención. Comienza una nueva era. Los niños visten de azul, las niñas de rosa».

Ironías de la vida, podemos afirmar que estos funcionarios, los de las campañas de «con mis hijos no te metas», los que reparten globos rosas o celestes en las calles, y demás personajes, son justamente los defensores de algo que podría denominarse “ideología de género”... justamente aquellos que la señalan como un peligro.

Porque el género no es natural y los defensores de su naturalidad son en verdad quienes afirman estupideces tales como «el diseño original de la familia tal como Dios la creó». Sin duda no pueden más que defender lo existente, que ha sido impuesto históricamente y es no un «orden natural».

Es en el Génesis, primer libro del Antiguo Testamento, y la Torá donde se escribe: «Y Dios creó al hombre a su imagen. Lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó». Pero la historia no sucede de tal manera. Ha habido millones de años de evolución y limitándonos solo a los últimos siglos hemos atravesado fuertes transformaciones sociales, por lo que “ser hombre” o “ser mujer” tampoco tiene las mismas significaciones en diversos momentos o espacios geográficos. Solo en las explicaciones bíblicas los hechos ocurren de un momento a otro, y puede crearse un mundo en seis días según los caprichos de un solo individuo, representado en dios.

Vastos sectores de la clase dominante en el capitalismo, es decir la burguesía, para perpetuar el mundo en función de su imagen y sus intereses pretenden naturalizar permanentemente las relaciones sociales existentes. Esta naturalización es llevada adelante por científicos, periodistas, curas, intelectuales y políticos, por la industria del cine y la televisión, pero también activamente por vastos sectores de la clase explotada que evidentemente no pueden más que apropiarse de la ideología de la clase dominante. Así se impone la idea según la cual el mundo siempre fue y será como es ahora o, mejor dicho, como la imagen idealizada del presente que se nos inculca y, por ello, jamás se podrá encontrar una alternativa de superación, una revolución.

En esta imagen idealizada siempre ha habido hombres y mujeres de acuerdo a los estereotipos actuales. Estereotipos que en realidad no pueden ser cumplidos por millones de seres humanos. En ese imaginario automático, en todas las sociedades habidas y por haber hay hombres y mujeres, hay familias y hogares familiares. Intentan hacernos reflexionar sin historia, se trate de “cavernícolas”, campesinos de la Edad Media o tribus no contactadas del Amazonas.

Evidentemente no se nace mujeres ni hombres, se llega a serlo. ¿En qué momento un niño llega a ser hombre o la niña llega a ser mujer? La sociedad no tiene más que inventar algún hito para este pasaje. Que cuando una niña tenga su primer menstruación se considere que «se hizo mujer» dice bastante al respecto. Nos señala que la categoría mujer es una construcción social.

La mujer es una construcción social. La misma categoría de mujer está organizada dentro y a través de un conjunto de relaciones sociales a partir de las cuales la división sexual de la humanidad en dos, mujer y hombre (y no solo femenino y masculino) es inseparable. De esta forma, se le otorga a la diferencia sexual una relevancia social particular que de otro modo no poseería. La diferencia sexual recibe este significado fijo dentro de las sociedades de clases cuando la categoría de mujer se define por la función que la mayoría (pero no todas) las hembras humanas ejecutan, por un período de sus vidas, en la reproducción sexual de la especie. Por lo tanto, la sociedad de clases le otorga un propósito social a los cuerpos: puesto que algunas mujeres “tienen” bebés, todos los cuerpos que posiblemente “producen” bebés están sujetos a la regulación social.(2)

Una construcción social no puede destruirse individualmente. Reducir los problemas sociales a situaciones personales o grupales surge justamente de la ideología dominante y a su vez la fomenta y consolida. Porque una ideología no son las ideas que podamos o queramos tener en la cabeza. La ideología es el conjunto de ideas con que cada sociedad se explica el mundo en función de su modo de producción de la vida. Y las ideas dominantes son las de la clase dominante, que cuanto mejor domina más afirma que no existe. Lo cual significa que presenta sus intereses como los intereses de toda la sociedad.
Comprender que lo asignado como hombre o mujer está determinado por cada sociedad no implica abrir la puerta de entrada a un cúmulo de propuestas prácticas propias de las necesidades actuales del Capital: obsesión y a la vez indefinición frente al poder, identitarismo, integración de clase, falta de posicionamiento frente al antagonismo social o mayor interés por cambiar el lenguaje que la realidad toda.

Los conservadores del orden moral dominante, que en algunos países ya no es extremadamente necesario para la conservación del modo de producción actual, intentan pasar por natural lo histórico. Intentan acusar de ideológico lo que es un intento por desmontar parte de la ideología dominante de esta sociedad.

Pero la sociedad capitalista, o más precisamente el Capital, no tiene como finalidad la perpetuación de los géneros binarios sino la acumulación y la ganancia. Sin embargo, estas no son y no habrían sido posibles sin esta imposición, llamémosle, de género. Denunciar el género como un simple suceso aislado no explica cómo la sociedad funciona, cambia y, sobre todo, cómo podría ser revolucionada para terminar con ella de una vez por todas. Sin embargo, es preciso asumir la importancia fundamental de la división sexual en el modo de producción capitalista.

La división sexual y sus respectivas asignaciones de conducta obligatorias al interior de la clase explotada son, por lo tanto, no solamente aquello que debe superarse en el curso de la revolución, sino también una fuente de esta superación. La emancipación de las mujeres y los hombres es también liberarse de los mandatos de ser mujeres y hombres, lo cual no es una simple consecuencia de la revolución, sino que es una condición de la revolución.

Puesto que la revolución debe abolir todas las divisiones en la vida social, también debe abolir las divisiones sexuales, no porque sean simplemente inconvenientes u objetables, sino porque son parte de la totalidad de relaciones que diariamente reproducen el modo de producción capitalista. No podemos esperar hasta después de la revolución. Por el contrario, para que haya revolución, debe haber una lucha contra las asignaciones que nos otorga esta sociedad, pero también contra el matrimonio, la familia y la herencia, así como contra la propiedad privada y el Estado, es decir contra el Capital, no solo como acumulación sino como la relación social que es. 


Notas:

WENÜY PRESENTE

Tras el lanzamiento el 1º de diciembre en la Plaza Bélgica de Rosario, hermosa fue la repercusión del libro Wenüy. Por la memoria rebelde de Santiago Maldonado en todo el país y en algunas otras regiones del mundo. Solo en Rosario se hicieron seis presentaciones por diferentes espacios y bibliotecas. El 2 de diciembre comenzó la gira patagónica en la Biblioteca del Río de El Bolsón, para seguir por Lago Puelo, Viedma, Pigüé y Río Gallegos.

Veinticinco de Mayo: el 9 de diciembre en Lo de Cacho, bello bar y peña, se realizó una emotiva presentación en la ciudad natal de Santiago con la presencia de sus amigos y familiares. Allí se proyectaron también sus pinturas y murales, escuchamos su voz en una de sus canciones, cerrando el propio Cacho con unos versos que nos emocionaron a todos.

Capital Federal: el libro fue presentado con gran asistencia el 15 de diciembre en C.S.O La Sala/ Biblioteca La Caldera en Caballito. Jornada especial que contó con música en vivo por parte de amigos del Lechu y recitado de sus propios escritos. Una tarde de gran alegría. Al otro día se presentó en la Feria del Libro Punk en Flores. El 23 de diciembre, en otra jornada emotiva, lo presentamos en el Festival por la China Cuellar, a 6 años de su asesinato a manos del Estado en la cárcel de Ezeiza.

Europa: el libro fue impreso por compañeros de esta región y presentado en Vallecas (Madrid), Bilbao, Vitoria y Santander. También fue el argumento para un excelente programa radial de parte de La Linterna de Diógenes, que recomendamos. Luego, saliendo de España, se presentó en Toulouse (Francia), y próximamente en Bruselas (Bélgica) y Amsterdam (Holanda).

Chile: el 28 de diciembre en la localidad de San Antonio, cerca de Valparaíso, se realizó una lectura colectiva, iniciativa propia de la Biblioteca La Tendenciosa. Además, ya hay una edición en la ciudad de Santiago a cargo de Chucao Ediciones para evitar que el libro sea frenado por las fronteras.

Córdoba: al momento del cierre de este boletín, fue presentado el 13 y 14 de enero en San Marcos Sierras en el marco de la FLIA. Además, se aprovechó para escrachar y boicotear una vez más el documental El Camino de Santiago de Tristán Bauer. Las presentaciones continuaron por Nono, San Javier, Las Rosas y Los Hornillos.

De nuevo por la Patagonia: por Punta Arenas (Chile), Wenüy pasará el 25 de enero. Y en febrero, de este lado de la Cordillera, continuará por Puerto Deseado, Caleta Olivia, Puerto Madryn, Trelew, Fiske Menuko, Cipoletti y Neuquén.

Es un orgullo poder resaltar que todo esto se hizo sin publicidad ni repercusión en la prensa comercial, sin intrigas, ni becas. Y demás está decir que sin ningún ánimo de lucro. Fue gracias al compañerismo y la complicidad, el esfuerzo y el placer, la confianza y los lazos fraternales.

En menos de dos meses se distribuyó gran parte de la primera edición. De muchos lugares nos escribiben solicitando el libro y quedan todavía más fechas de presentación por toda la región argentina y el mundo. Vamos a estar en todos los lugares que podamos e invitamos también a ponerse en contacto para difundir el libro, que puede descargarse completo en la página de Lazo Ediciones.

Un agradecimiento a quienes con su amor permitieron esto. Que la lucha colectiva nos siga moviendo y encontrando. ¡Por la memoria rebelde!

ACTUALIDAD DE LA LUCHA MAPUCHE

Dicho y hecho. Como adelantábamos en la última Oveja Negra, un nuevo montaje dejó tras las rejas al lonko de la lof en resistencia dpto. Cushamen. El 21 de diciembre pasado, el tribunal de Valdivia (Chile) dio a conocer la sentencia sobre el caso Pisu Pisué por el cual Facundo Jones Huala fue extraditado el 11 de septiembre de 2018. Lo que debía ser una absolución por la falta de contundencia de pruebas, las irregularidades en la obtención de la información y en el levantamiento de pruebas, entre otras manipulaciones, terminó en una condena de nueve años de prisión efectiva, a la cual se le restaron los 1178 días que ya pasó en prisión preventiva, con lo cual le quedan por cumplir en la cárcel de Temuco cinco años y siete meses. La impunidad y la violencia de los Estados asesinos no terminan acá, por supuesto. El día anterior, la fiscalía federal de Esquel pidió la indagatoria de doce compañeros mapuche imputándolos como miembros de una asociación ilícita, acusándolos de incurrir en falso testimonio y obstruir la pesquisa por la desaparición del Brujo. Básicamente los acusan de armar una organización con el fin de desviar la investigación, responsabilizar a los gendarmes y aprovecharse de la situación para visibilizar su lucha. Los hubieran acusado igualmente, hace un año, si se hubieran negado, como de hecho hicieron en un principio, a todos los violentos rastrillajes y a dar declaraciones sobre los hechos. Todo tan ridículo e impune como el caso por el homicidio de Rafael Nahuel. Si bien, a principios de enero, el juez Moldes imputó a cinco integrantes de Prefectura, al sostener la versión del “enfrentamiento” –sin ningún tipo de prueba–, los procesó por «homicidio agravado, cometido con exceso en la legítima defensa», delito con una pena que puede ser excarcelable. Por si fuera poco, también procesó a Fausto Jones Huala y Lautaro González por «usurpación y atentado a la autoridad».

Ya sabemos lo que es el Estado, lo que es este sistema de muerte siempre tan perverso, pero la indignación nos crece por dentro como un fuego, quizás nunca nos curemos de espanto. Esto es parte de nuestra humanidad.

Así y todo, la manipulación legal, política y mediática no puede detener lo que la necesidad enciende en los corazones que luchan. Antes de fin de año, la comunidad Coñomil Epuleo, inició el control territorial ingresando a predios usurpados por colonos y empresarios. Esta recuperación se dio en el marco del llamado a movilizarse por el asesinato de Camilo Catrillanca. Desde la cárcel de Temuco, el 5 de enero pasado, los Presos Políticos Mapuche Facundo Jones Huala, Alberto Curamil, Daniel Canio, Álvaro Millalen, José Cáceres, difundieron una declaración pública denunciando la negación sistemática al derecho de ejercer su espiritualidad, anunciando futuras movilizaciones y convocando a un Nguellipun que se realizó a las afueras de la cárcel.

Mucho se olvida de la historia, sin embargo, lo claro es que por más represión que desplieguen Estados y mercenarios al servicio de los ricos empresarios y terratenientes, la resistencia y la lucha nunca mueren.

¡Libertad a Facundo Jones Huala!
¡Viva la lucha del pueblo mapuche!
¡La sangre derramada no será negociada!

INFORME SOBRE LOS ASESINATOS LABORALES EN ARGENTINA

Hace algunos números atrás titulábamos un artículo No hay accidentes, hay desidia. Señalábamos que esos “accidentes”, por los cuales trabajadoras y trabajadores mueren tratando de ganarse la vida, son responsabilidad absoluta de quienes mantienen y se benefician de este orden capitalista.

Recientemente recibimos el Informe sobre los asesinatos laborales en Argentina realizado por el espacio Basta de Asesinatos Laborales, compuesto por familiares y compañeros de las víctimas y de distintos sectores y lugares de trabajo cansados de ver morir trabajadores por la negligencia patronal. «Por todos y todas las que perdieron la vida en sus puestos de trabajo, nos organizamos y luchamos.»

Este informe se elaboró combinando cuantitativa y cualitativamente datos publicados por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) con información obtenida por el espacio BAL, que relevó información en forma directa y a través de fuentes periodísticas. Concluyen, a modo de promedio, que en este país hay al menos una muerte en el puesto de trabajo cada 20 horas.

La mayor cantidad de muertes se produce en la rama de transporte, centralmente en transporte de cargas: 20%. La mayoría a causa de choques. Las extensas jornadas, la falta de descanso y de mantenimiento de los vehículos explican la casi totalidad de las muertes de los conductores. En segundo lugar (18%) se encuentra la construcción. Le siguen, con un 12% la industria; 11% el sector agropecuario (donde, al igual que en la construcción, el trabajo en negro es muy elevado, llegando casi a la mitad de trabajadores/as); 11% el comercio; 10% la administración pública (incluyendo, por ejemplo, a los docentes muertos el año pasado tras una explosión); 5% los servicios financieros; 5% los servicios; 3% la pesca; 2% la electricidad; 2% la minería; y un 1% de otros.

¿Pero por qué subrayamos que hay «al menos» una muerte cada 20 horas? Porque se debe recordar que la información proveniente de la SRT solo abarca a trabajadores y trabajadoras formales, en blanco, no contempla a los no registrados (en negro), que según el INDEC son aproximadamente una tercera parte del total de los asalariados. Por todo esto se puede afirmar, sin lugar a dudas, que la cantidad de trabajadores muertos por causas laborales es mucho mayor a las cifras oficiales.

Y la situación es aún peor, tal como señalan los realizadores de este informe, solo se incluyen los accidentes en el trabajo, excluyéndose los llamados accidentes in itinere (en el viaje del hogar al trabajo y del trabajo al hogar) que son de una magnitud semejante a los accidentes en el trabajo. Por no hablar de todas las enfermedades mortales provocadas por la exposición repetida a una misma nocividad que luego no es directa ni formalmente vincula al trabajo en cuestión.

Sin más, recomendamos leer el documento completo en el sitio web:

domingo, 13 de enero de 2019

Folletos: LA SEMANA DE ENERO. A CIEN AÑOS y LA INSURRECCIÓN DEL '19

El primer mes de este año trae consigo una negra efemérides: el aniversario de la Semana de enero, una de las huelgas más largas y sangrientas ocurridas en territorio argentino, en la semana del 7 al 14 de enero de 1919 bajo el gobierno del caudillo radical Hipólito Yrigoyen.

Hace un siglo se llevó adelante un movimiento que conmovió a la sociedad por su alcance y trascendencia. Lo que en principio aparecía como un conflicto parcial en los talleres Vasena derivó en la Semana Trágica.

Todo aparece como desmesurado en las jornadas de larga semana de enero de 1919, es que todo entonces fue desmesurado.

Compartimos entonces estos dos nuevos materiales que esperamos sean inspiradores para continuar en la lucha contra toda opresión y explotación:

DESCARGAR EN PDF
LA SEMANA DE ENERO. A 100 AÑOS (formato de página A4)
  • A 100 años de la Semana Trágica    
  • Enero 1919, memoria de las llamas
  • La Liga Patriótica Argentina
  • Perón en la Semana Trágica de 1919
  • Vasena (tango anónimo)
  • «La algarabía de la chusma desbordada» (carta del monseñor Ussher)
  • «La Semana Trágica» (Juana Rouco Buela)
  • Testimonio de Vicente Saccomano

DESCARGA EN PDF

LA INSURRECCIÓN DEL 19. SEMANA TRÁGICA

Publicado originalmente en Le Chien. Marzo de 2015, Buenos Aires. Se trata de una suerte de comic sobre aquellos sucesos. (Formato de página A3)

domingo, 30 de diciembre de 2018

RECIBIMOS: MANUAL DE POESÍA NRO.2

Publicación periódica de agitación y propaganda impresa Buenos Aires:
Su nro.2 (diciembre de 2018) puede leerse y descargarse en: manualdepoesia.tumblr.com
 
En este nro: Democracia es Represión - Hasta el coño del Capital - Aborto cuándo y cómo se me da la gana.Las trampas de la legalidad - Actualidad Económica - Carta a los proletarios en Grecia - No somos usuarixs, somos ganado camino al matadero - No hay accidentes, hay desidia - No conocí a Santiago - El socio nro. 14 - Carta abierta a la madre de Rémi Fraisse - Palabras de Mónica Alegre - El proletariado de Brasil fue derrotado por la democracia, no por la dictadura.
 
Contacto: manualdepoesía@riseup.net

domingo, 2 de diciembre de 2018

Nuevo libro: Wenüy. Por la memoria rebelde de Santiago Maldonado

DESCARGAR EL LIBRO

Santiago Maldonado fue un joven anarquista desaparecido por la Gendarmería argentina el 1º de agosto de 2017. Tras la represión al corte de ruta en el que participaba, su paradero resultó desconocido durante 77 días, hasta que su cuerpo fue plantado en el río Chubut.

En ese periodo, se sucedieron innumerables manifestaciones exigiendo su aparición con vida y en solidaridad con la lucha mapuche. Pero a medida que el caso se fue haciendo masivo todo tipo de mentiras y ocultamientos comenzaron a circular en torno a Santiago, sus compañeros, familiares y amigos, tanto por parte del gobierno de turno como de sus mezquinos opositores.

Estas páginas buscan que hable Santiago, así como todos aquellos que fueron callados, ninguneados y reprimidos. Para los mapuche wenüy significa amigo. Una amistad que floreció en la lucha.

Luego de algunos meses de actividad colectiva hemos reunido testimonios, crónicas, fotos, dibujos y canciones. El proyecto fue creciendo. Charlando entre compas, proyectando, profundizando. Buscando siempre la memoria rebelde.

Entrevistas, viajes, mensajes que iban y volvían, textos para corregir, fotos de aquí y allá, pruebas de imprenta. Una actividad colectiva fraterna que unió diversas historias y kilómetros.

Este libro busca hacer ejercicio de una memoria rebelde que, más allá de recordar, tiene que aprender de todo lo sucedido, para fortalecer y dar continuidad a la lucha.

Noviembre de 2018. Rosario, región argentina.